lunes, 10 de diciembre de 2012

«...»

«Ay, ni te imaginas cuánto esperaba que ocurriera esto. Que por fin alguien en este mundo me entiende, ¡qué difícil encontrar una persona cuerda que no juzgue por apariencias ni palabras sueltas! ¡Que te hable de una forma diferente a los demás, que te lleve a otra realidad totalmente distinta en tan solo un instante! ¡Que me quiera por lo que soy, no por lo que hago ni lo que escribo! (Eso sólo a veces, como ahora espero) Paso de vivir de ilusiones ahora que las ilusiones me las proporciona alguien y no nada. Vivir de nada, de eso solía subsistir. Y ahora sí, eso. Paso. Lléname de alas que ya me ilusiono solo, tranquilo. Tú hazme sentir que de lo demás ya me encargo yo. O no.»

No hay comentarios:

Publicar un comentario