viernes, 22 de junio de 2012

BLANCO Y NEGRO.

Dicen que todo es blanco o negro... bueno, ¿y yo qué sé? Quiero decir, no creo que tenga tanto tiempo libre como para comentar este tipo de cosas, que en realidad me dan igual. O no, no sé. Pero a ver, si me pidiesen decir algo al respecto... sé que ellos se refieren a ti. No, es verdad. Sé que en el fondo la razón de esa frase eres tú... y me he quedado sin palabras. Esa frase es como si definiese mi vida. Siempre viviendo y pensando a base de diferenciar las cosas, de una forma u otra. Distinguir lo que está bien de lo que está mal, las buenas compañías de las malas, las buenas opciones de las malas. Lo que me conviene y lo que no. Y eso pensaba hasta que... bueno, hasta que llegaste tú. Quiero decir, que conocerte fue como dar un giro de 540º a mi cabeza, que el pensamiento quizá siga siendo el mismo pero estamos a 360º de mi cordura y como sigas aquí no voy a conseguir recuperarla. Es así. Desde que apareciste no he parado de pensar, de cambiar; digo, que al fin y al cabo la vida es cambio, ¿no? Pero... esto no es vida. Esto es una confusión más, o un error, o quizá el mayor acierto de mi vida, pero eso no lo sé ni lo sabré nunca. Y a pesar de tanto pensar y tanto recapacitar, a veces recuerdo eso de "todo es blanco o negro", y miro un poco al pasado para darme un poco cuenta de las cosas. Y a pesar de todo y aunque no quiera reconocerlo; tú siempre fuiste ese color gris.

4 comentarios:

  1. Gracias, simple y sencillo: un muy gran gracias. Las leí anoche, pero las vuelvo a leer porque son de lo mejor.
    No sé por lo que pasarás, pero sí que sé por lo que paso yo y parece que estas entradas esten sacadas de mis pensamientos y te lo agradezco. Con ello me confirmas que hay más gente que se siente así, que hay más gente que se ha sentido incomprendida durante un largo tiempo. Pero esa incomprensión acaba cuando entra "we" en tu buscador y directamente sale "wearetitanium". Eso ya me saca una sonrisa. Lo siguiente en enseñarme que alguien me entiende es el título del blog y la cabezera. Con eso yo me bastaría, pero no. Vas más allá y escribes tales cosas perfectas como la que esta aquí arriba y no sabes cuanto te lo tengo que agradecer. Me haces llorar y me haces reír, pero también me haces aprender soluciones. Jamás abandondes esto. Nunca. Gracias, mis más sinceros gracias.

    ResponderEliminar
  2. ¡Bonita entrada! Me gustó bastante el final: "tú siempre fuiste ese color gris". Un besito desde http://nowherebutupwithyou.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. A mí también me gustó mucho ese final, los colores grises, las excepciones a la regla siempre están allí, calando.

    ResponderEliminar
  4. Qué genial para mí haberte encontrado.
    Sigue escribiendo, por favor.
    Enganchas.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar