domingo, 8 de abril de 2012

Falta nos hace entendernos.

Partimos del punto inicial, donde todo y todos son perfectos, donde no existe la tristeza ni el estrés, las falsas esperanzas ni los sueños rotos. Empezamos por querer y acabamos por conseguir. Y todo se vuelve tan distinto a todos estos días. Partimos del final y terminamos perdidos, todos se creen perfectos y ni eso, las cosas parecen geniales al principio y terminan por romperte hasta lo más valioso de ti. La tristeza es rutina, las falsas esperanzas vienen ya de serie y los sueños rotos; pues aparecen cuando menos te lo esperas. Empezamos por querernos más que a nadie y terminamos cada uno por nuestro camino. Vivimos en un mundo patas arriba, y quizá no sea buena idea quedarse parados sin luchar por ello. Igual nos toca reaccionar y ponernos bocabajo para verlo todo distinto y así, entendernos. Que falta nos hace.

2 comentarios:

  1. Que gran texto, mucha razón. Tienes un blog muy bueno, un beso, sique asi :)

    ResponderEliminar
  2. Grandes verdades.. Me encanta (:
    Pásate si quieres, http://todo-recto-hasta-el-amanecer.blogspot.com.es y sigue escribiendo cosas tan... alucinantes :)

    ResponderEliminar