lunes, 30 de abril de 2012

IF YOU CAN'T HANG.

Siempre busqué algo como esto. Depender de alguien como lo hago de ti, encontrar a alguien como tú que protagonizase mis horas, minutos y segundos. Busqué todo lo que tenías tú desde el principio aunque yo no quisiese darme cuenta. ¿Y sabes qué? Siempre busqué a alguien como tú. Alguien con esa perfección, alguien que se diferenciase tanto de mí que hasta que distinguiesen los latidos unos de los otros. Y que tus labios tuvieran distinto tacto que los míos, que al juntarlos solo nos quedase buscar la postura adecuada una y otra vez hasta desgastarnos. Siempre busqué algo como esto para después arrepentirme, pensar que podríamos llegar a ser algo más que dos polos opuestos que ni se atrajesen, para darme cuenta de que hay veces que lo que más queremos no siempre es lo que más nos conviene. Y tú no me convenías, para nada, pero eras lo que quería y conseguirte fue apuntar uno no, dos sueños más a la lista que he podido cumplir. Tener a alguien imposible y, con ello, conocer que hay límites que están hechos para saltárselos. Porque debemos, o porque queremos. Quién sabe...



4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. me encanta tu blog, te sigo. Pasate por el mio y si te gusta sigueme¡ :)

    ResponderEliminar
  3. Cuando uno quiere algo, lucha para conseguirlo. Ya sea por deber o por querer :)
    Me encanta tu blog!

    Besos agridulces♥

    ResponderEliminar
  4. He leido a muy pocas personas que escriban tan bien como tú! Y es admirable que no te de miedo a mostrar las cosas tal y como las sientes.

    ResponderEliminar