sábado, 3 de marzo de 2012

So long goodbye.

Retrocedo, respiro lentamente, pienso. Soy fuerte, no tengo por qué tener miedo a arriesgarme, lo he hecho millones de veces, ¿por qué tengo que tener miedo de hacerlo ahora? Nada puede conmigo. Me preparo, agacho la cabeza, tomo aire una vez más, siento que expiro, pero resisto. Cojo carrerilla y me pongo a correr hacia mi destino. ¿Y qué ha pasado para hacer todo esto? ¿Debo parar y volver a por ti o seguir adelante? ¿Seré más feliz solo o contigo, viviendo por mi cuenta o encadenado a tu lado? No lo sé, aunque no me importa demasiado. Salto. Inseguro, pero salto. Decido arriesgarme. ¿Y sabes? No me importa si gano, o pierdo, o si tardaré en saber qué será de mí durante los días que me queden; pero no serán ni contigo, ni sin ti. Tu capítulo ha terminado, y aunque seas personaje secundario en lo que me queda de historia nunca más protagonizarás más etapas, ni más epílogos. Ahora eres un recuerdo vacío, a partir de ahora serás pasado. Y yo, mi propio futuro.

5 comentarios:

  1. ojalá encontrara yo la fortaleza para hacer esto... pero sé que algún día la encontraré y lo haré.
    que tengas mucha suerte :)

    ResponderEliminar
  2. Me encanta como escribes, te superas mas y mas
    un beso

    ResponderEliminar
  3. Dios, me encanta como escribes, es pff*-* sin palabras

    ResponderEliminar