domingo, 25 de marzo de 2012

My heart.

Y sueño, sueño con que algún día me merezcas, con que tengas razones y motivos para ganarme, aunque ya no tengas que hacer el trabajo sucio. Y yo, como un idiota detrás de ti, día tras día, segundo tras segundo tu rostro en mi puta cabeza, y no hay forma de sacarte de ahí. Cuando no estás pienso en tenerte cerca y cuando te tengo, desapareces. Es un círculo que no se acaba nunca. Quererte, recordarte, querer olvidarte, volver a quererte... y así sucesivamente. Lo mejor de esta historia es que nunca consigo hartarme. ¿Sabes? Has dolido mucho tiempo, y lo compensa este corazón, cada vez más hambriento de ti. Algún día conseguiré ganarte, asegurarte tanto como tú me tienes asegurado a mí. Te lo prometo. 



4 comentarios:

  1. Escribes fenomenal, y esta entrada es muy bonita. Sigue así porque te expresas realmente bien y con tus palabras hacer que el lector se emocione.

    ResponderEliminar
  2. Llegué aquí por casualidad, y me encanta. Me encanta como escribes, en serio. Desde este momento te sigo :) Conozco bastante bien ese círculo vicioso de querer y dejar de querer.

    Te espero por mi blog si quieres :) Ánimo y un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta y esta entrada describe muchas de las cosas que siento:_ te sigo:D Beso.

    http://www.sweetcinderellaa.blogspot.com

    ResponderEliminar