domingo, 11 de marzo de 2012

It falls from the skies.

Reconozco que a veces te echo un poco de menos. Y es verdad, que cada vez que te veo con cualquier persona que no sea yo me come la envidia. Cada rincón de mi cuerpo se desvanece, y lo que queda (si es que deja algo) se va contigo. El 99 por cierto de mí es tuyo, y el resto yo que sé, se quedará echándote de menos, como nunca. Podría darte mil motivos para quedarme contigo y otros millones por los que nunca quisiera tenerte a mi lado; así que me olvido y dejo de pensar, hasta que el puto corazón susurra que te recuerde. Y el silencio toma tu nombre, otro día más.

7 comentarios:

  1. Precioso =) Cuanto más leo más me gusta vv'

    ResponderEliminar
  2. joder joder joder. te entiendo tanto. es tan jodida esta situación. pf. me encanta tu texto.

    ResponderEliminar
  3. JO, MUCHAS GRACIAS A TODOS, DE VERDÁH, JO.

    ResponderEliminar
  4. me encanta tu blog cada vez que lo leo me quedo sin palabras sigue asi y no cambiees. Me encantas;)

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. El texto entero es precioso, pero lo que realmente es increíble es el final; "Y el silencio toma tu nombre, otro día más." Es una frase preciosa, en serio :)

    ResponderEliminar