jueves, 29 de marzo de 2012

I'll still say that you shine brighter than anyone.

Digamos que ni tú me importases ni yo sería tan insignificante para ti. Me encantaría que sintieses todo esto que me alegra y me desespera al mismo tiempo cada vez que te veo, y yo sin embargo fuese indiferente; me encantaría que por un casual (algo improbable) me llegases a querer tanto como te he llegado a querer yo, y sin ni siquiera darte motivos para hacerlo; me encantaría... yo qué sé. Me encantaría encantarte. Me encantaría tener tiempo para encontrar esa razón que tanto tiempo llevo buscando y sin éxito existente. Y por mucho que busco hechos en este corazón absurdo solo encuentro cariño, cariño y recuerdos con tu cara y esa puta perfección que te diferencia de todos ellos, implantada en cada rincón de esta cabecita loca. Loca por cada sensación y cada parte de ti, que ya sabes, me vuelven loco. Quién quisiera ser loco con motivos de por medio. Y con loco, me refiero a enamorado.

domingo, 25 de marzo de 2012

My heart.

Y sueño, sueño con que algún día me merezcas, con que tengas razones y motivos para ganarme, aunque ya no tengas que hacer el trabajo sucio. Y yo, como un idiota detrás de ti, día tras día, segundo tras segundo tu rostro en mi puta cabeza, y no hay forma de sacarte de ahí. Cuando no estás pienso en tenerte cerca y cuando te tengo, desapareces. Es un círculo que no se acaba nunca. Quererte, recordarte, querer olvidarte, volver a quererte... y así sucesivamente. Lo mejor de esta historia es que nunca consigo hartarme. ¿Sabes? Has dolido mucho tiempo, y lo compensa este corazón, cada vez más hambriento de ti. Algún día conseguiré ganarte, asegurarte tanto como tú me tienes asegurado a mí. Te lo prometo. 



jueves, 22 de marzo de 2012

Playing God.

Siento todo esto, y ni siquiera sabes cuánto. Nunca supiste nada, no intentes hacerme creer que sí. Y es que en realidad esta situación desde el principio era un tanto extraña, algo desconocida; por un momento pensé controlarla, pero no. Éramos algo así como una mezcla perfecta que nunca podría llegar a juntarse, quiero decir, que por mucho que lo intentase esto no podía ser. Aunque yo me empeñase en creer que . Y cuánto te quise, eso nunca llegarías ni a imaginártelo. Puede que aún siga queriéndote, eso no me lo quita nadie, ni siquiera tú; ni siquiera yo. Pero ha llegado el momento en el que me rindo. Me rindo a ti, me rindo a esta situación, me rindo a este puto sentimiento. Yo renuncio. Valgo más que para esto, y lo sé, y lo siento. Lo siento, pero me voy. Y si algún día miras atrás recuerda que la persona que más te quiso, y te llegará a querer jamás, un día estuvo allí y renunció a todo por ti. Pero al final...

Bandera blanca.


lunes, 19 de marzo de 2012

Que todavía recuerdo cuando éramos uno.

Piensa que algún día podemos llegar a ser más que simple materia, que podemos evolucionar, de una forma u otra. Podemos pasar de querer a necesitar, así de fácil, ¿quién dice que no podemos ser algo más que personas con patas y cadenas? Algún día evolucionaremos, llegaremos a ser algo superior, algo fuera de lo normal y de nuestras expectativas. Algo excepcional, algo antinatural. Que nuestros corazones latan al ritmo de nuestro pensamiento, que nuestra felicidad dure todo lo que dure el sentimiento. Que sea siempre, por favor. Que esto dure más que una simple sensación.

viernes, 16 de marzo de 2012

Goodbye.

Siempre a la defensiva, buscando el momento perfecto para atacarte. Cuando bajes la guardia o cuando te veas con pocos ánimos para seguir, quién sabe. Sólo sé que he llegado al punto máximo en el que la realidad se me echa encima con todas mis debilidades por detrás; y yo sin poder defenderme. Esta vez es diferente. Sé que mañana podré decir algo como "qué tontería haberme preocupado por eso", pero hoy trago las consecuencias de valer lo que no valen los que suelen doler por gusto. Ellos, el enemigo, un aliado perfecto, si quieres llegar a la autodestrucción. Y qué si no tengo las suficientes fuerzas para enfrentarlos, y qué si me puede la envidia si consiguen todo lo que yo no puedo. ¿Acaso tengo yo que rendirme por eso? Si piensan eso se equivocan. Porque yo tengo eso que ellos nunca tendrán: el ser único. Y si ellos eligen el ataque, yo tengo la defensa perfecta. 



miércoles, 14 de marzo de 2012

Never let your heart win.

Me he dado cuenta de lo poco que dura lo bueno y lo poco que sabemos aprovecharlo. Hemos sabido hacer cosas que nadie puede, pero aún así no nos damos cuenta de lo mucho que podemos alcanzar con tan sólo mirar, observar y actuar. Lo poco que dura un buen pensamiento, por ejemplo. Te imaginas en lo más alto y cuando te despiertas, terminas en lo más bajo. ¿Y qué pasa si lo hacemos realidad, duraría para siempre? Me he dado cuenta de lo mucho que pueden llegar a durar las cosas buenas si se cuidan, si de verdad podemos estirarlas hasta poder darlas de sí y así, aprovecharlas. Tras estos años de práctica, me dispongo a actuar. Sé que he hecho cosas mal en esta vida y que los errores algún día los pagaré pero hoy decido aprovecharme, adelantarme y hacerles saber que valgo para demostrar lo que quiera, cuando quiera, donde quiera, con quién quiera. Que soy así y lo seré siempre, donde siempre, con los de siempre y los que todavía queden por venir. Quién sabe, quizá algún día llegue a marcar el principio de algo bueno que otros puedan llegar a aprovechar. 

domingo, 11 de marzo de 2012

It falls from the skies.

Reconozco que a veces te echo un poco de menos. Y es verdad, que cada vez que te veo con cualquier persona que no sea yo me come la envidia. Cada rincón de mi cuerpo se desvanece, y lo que queda (si es que deja algo) se va contigo. El 99 por cierto de mí es tuyo, y el resto yo que sé, se quedará echándote de menos, como nunca. Podría darte mil motivos para quedarme contigo y otros millones por los que nunca quisiera tenerte a mi lado; así que me olvido y dejo de pensar, hasta que el puto corazón susurra que te recuerde. Y el silencio toma tu nombre, otro día más.

miércoles, 7 de marzo de 2012

No sé ser si no es contigo.

¿Sabes? Estoy harto de esperar finales felices y sólo obtener desgracias a cambio. No es por exagerar, pero seguramente haya sido más feliz al lado de otra persona que no fueras precisamente tú. Siempre con problemas, que si te olvido que si te recuerdo y ahora te quiero más que a nadie. Pues eso se acabó; he decidido que el corazón ya no va a tener más turnos para mover ficha, a partir de ahora está fuera de juego y seré yo quién tome mis propias decisiones, aunque duela. Hasta que seguramente... llegue una persona lo suficientemente estúpida como para poder compararse a ti, y vuelva a caer, como el iluso que soy. Y sé que volverás para hacer más daño y dolerás lo bastante como para volver a querer olvidarte, y así sucesivamente.

domingo, 4 de marzo de 2012

Mirror on the wall.

Entiende que si te quise no fue por puro vicio, o quizá sí, pero eso nadie lo sabe. Y nadie lo sabrá nunca a no ser que existan posibilidades alternativas al odio, o al cariño, o la indiferencia en este caso. ¿Sabes? Todo lo que hasta ahora hemos vivido solo era el principio y, si me das una oportunidad por muy pequeña que sea, puedo enseñarte el resto. No lo llames final, llámalo una de las muchas segundas partes que nos quedan.



sábado, 3 de marzo de 2012

So long goodbye.

Retrocedo, respiro lentamente, pienso. Soy fuerte, no tengo por qué tener miedo a arriesgarme, lo he hecho millones de veces, ¿por qué tengo que tener miedo de hacerlo ahora? Nada puede conmigo. Me preparo, agacho la cabeza, tomo aire una vez más, siento que expiro, pero resisto. Cojo carrerilla y me pongo a correr hacia mi destino. ¿Y qué ha pasado para hacer todo esto? ¿Debo parar y volver a por ti o seguir adelante? ¿Seré más feliz solo o contigo, viviendo por mi cuenta o encadenado a tu lado? No lo sé, aunque no me importa demasiado. Salto. Inseguro, pero salto. Decido arriesgarme. ¿Y sabes? No me importa si gano, o pierdo, o si tardaré en saber qué será de mí durante los días que me queden; pero no serán ni contigo, ni sin ti. Tu capítulo ha terminado, y aunque seas personaje secundario en lo que me queda de historia nunca más protagonizarás más etapas, ni más epílogos. Ahora eres un recuerdo vacío, a partir de ahora serás pasado. Y yo, mi propio futuro.