jueves, 16 de febrero de 2012

Mira de lo que soy capaz.





Esta no será ni la primera ni la última vez que te pueda perder por una tontería, que mi felicidad y toda esta situación nos haga tender de un hilo; ¿y todo depende de ti? Descuida que cambiarás de opinión en cuanto te demuestre todo esto, que puedo hacer que esto dure lo suficiente como para marcarte uno, dos, tres millones de años si es necesario, con tal de que me quieras, aunque solo sea un poco.

1 comentario: