martes, 28 de febrero de 2012

No tiene significado, o puede que demasiado.

No soporto la idea de no tenerte y lo reconozco, que no soy lo suficientemente fuerte como para enfrentarme al mundo sin tus 'buenos días' ni tus 'te quiero'. ¿Sabes? Cuando todo terminó me prometí a mí mismo que nunca dejaría que nadie sería mi necesidad, tú lo fuiste y pasó eso, que te marchaste sin avisar y yo como comprenderás no me voy a derrumbar -créeme que sí lo hice-. Y la verdad, después de todo esto he decidido una cosa; que no volveré a prometerme nada nunca, ni a mí ni a nadie, si no es a ti. Te prometo yo qué sé, lo que quieras, lo que necesites, lo que me pidas y mucho más, mientras me quieras el resto no importa, en absoluto. Y mientras sigo lamentándome te recuerdo, es inevitable. Apostaría lo que fuera a que nunca serías capaz de adivinar, que mientras me prometía eso en realidad sabía que volveríamos a encontrarnos. Y míranos, te encontré, me encontraste y aquí estamos, igual de perdidos que al principio; y si es así que sea así por siempre, si tengo que perderme con alguien que sea contigo. Me prometo no volver a soltarte nunca; tu ausencia duele demasiado.



viernes, 24 de febrero de 2012

Pidiendo más y más.

En definitiva odio todo esto. Sí, odio esta situación y esa puta manía tuya de sacarme de quicio con tanta facilidad, que se te da mejor volverme loco que hacerme feliz, y mira que es difícil superarlo. ¿Y sabes qué me molesta también? Esa sonrisa tuya, que hace que escueza todavía más el no tenerte conmigo en este mismo momento. ¿Sabes lo que daría porque hubieses sabido valorarme aunque solo fuese por un momento? Fuiste lo mejor de mi historia y nunca encontraré la manera de recompensártelo si no es queriéndote y qué te piensas, todavía no he terminado del todo. ¿Qué es lo que me falta entonces? Si no lo sabes todavía tienes un problema, y yo otro, que con que tú sepas valorarme lo demás me da totalmente igual, ¿y sabes qué también? Que puede que hoy te recuerde, que mañana te quiera y pasado lo haga todavía más, pero nada dura para siempre. Sé que no será pasajero, pero aprovéchame rápido porque mi cabeza es muy puta y hoy te quiero a muerte y mañana puedo odiarte más que a nadie. Que también puede que lo haga, pero se me da muy mal disimularlo.

miércoles, 22 de febrero de 2012

I came for the medicine.

Basta ya de mentirse, ¿no crees? Y lo digo por nosotros dos, que somos unos putos inmaduros, que ni quieres asumir que te doy completamente igual ni yo quiero darme cuenta de que esto es completamente imposible. Y todo por ti, tú y tu puta cabeza, que nunca para de darle vueltas a cada situación y cada movimiento. Si me acerco es que te quiero, si me alejo es que te odio y si te digo que te quiero ya exagero; ¿pues sabes qué? que con un te quiero yo me quedo cortodemasiado corto, porque nunca llegarías a entender las ganas que puedo llegar a tener de levantarme todas las mañanas y tenerte a ti a mi lado, no tener miedo de perderte y asegurarme tu sonrisa un día más, con eso me bastaba. No sabes las veces que te he imaginado a mi lado y ni son muchas ni demasiadas, en toda historia siempre hay un punto medio menos en la nuestra, que siempre la llevamos al extremo, yo por arrastrarte y tú por olvidarme.

lunes, 20 de febrero de 2012

Come and save me.



Quererte no es solo un juego, y todas estas heridas y cicatrices lo demuestran. Pero todo algún día termina, y sabes como ninguna otra persona de este mundo que yo nunca me canso rápido de las cosas, pero tú eres la puta excepción. Si quieres que te quiera ahora es que te has dado cuenta demasiado tarde, y no quieras obligarme porque no es así. Que todo terminó cuando te quisiste dar cuenta, de que quizá yo fui lo que desde un principio pudo hacerte feliz, pero preferiste ir por el camino fácil, rendirte antes que luchar y como comprenderás yo no soy segundo plato de nadie y terceras personas que observen tu vida en un segundo plano de la suya, quizá en primera persona. Pero llega ese instante en el que te das cuenta, de que mi vida, yo quizá haya nacido para quererte, pero tú quieres lo fácil y yo siempre he sido más de retos.

domingo, 19 de febrero de 2012

Letra 't' y letra 'u'.

Me gusta cuando hablas, cuando callas, cuando sonríes, bocarriba, bocabajo o del revés. Me gusta cuando ríes, cuando haces cualquier tontería y de repente sonrío. Me encanta cuando suspiras, cuando respiras, cuando me miras y cuando te miro, ya se me hace inevitable esto de echarte de menos aún teniéndote a dos centímetros de mí. Me gusta cuando te acercas y no tanto cuando te alejas, adoro cuando te aburres, cuando te cansas, cuando te enfrentas al mundo un día más, teniéndome en cuenta. En todos los sentidos puedo decir que puedes ser eso que llevo buscando tanto tiempo, parece que el mundo se ha vuelto loco diciendo que la perfección no existe. Creo que tenemos términos distintos de 'perfección', el mío tiene tu nombre y tus apellidos.



jueves, 16 de febrero de 2012

Mira de lo que soy capaz.





Esta no será ni la primera ni la última vez que te pueda perder por una tontería, que mi felicidad y toda esta situación nos haga tender de un hilo; ¿y todo depende de ti? Descuida que cambiarás de opinión en cuanto te demuestre todo esto, que puedo hacer que esto dure lo suficiente como para marcarte uno, dos, tres millones de años si es necesario, con tal de que me quieras, aunque solo sea un poco.

lunes, 13 de febrero de 2012

Fences.

Nunca me gustó decirte que no, lo que convertía mi vida en tus caprichos, y tus caprichos en un 'sí' constante. Era un sube y baja contínuo y entre palabras y que si ahora me toca a mí encima y a ti debajo y ahora respiro y ahora te quiero y ahora me olvido; me volví loco, tanto pensar y razonar. Hasta que al fin llegó la esperada conclusión; después de tantas vueltas, ¿por qué seguíamos con este plan? Te quería, no había más, eras tú y no busques terceras personas que mi historia estaba escrita en primera persona y la protagonizabas tú.



sábado, 11 de febrero de 2012

By your side.


De verdad, ojalá algún día te encuentres a la puta realidad por algún lado y te haga ver todo esto que no serás capaz de ver nunca si no es con ayuda de otros. Que hace falta que te griten al oído que te quiero para que tú escuches, que las medidas más extremas son las únicas a las que tú no ignorarías, y yo no sé querer más allá de tus límites, a mí los imposibles me superan. Pero si te quise a ti qué más darán la distancia y las barreras y todo eso, que lo único que me jode es tu indiferencia y tu forma de pensar que todo lo que tiene que ver con el cariño es una mierda en comparación al resto, y es que te pierde ser diferente y a mí me jode cada día más verte alejándote de mí. Tan cerca, y a la vez tan lejos.

viernes, 10 de febrero de 2012

I wish you were here.

Ojalá estuvieras aquí, cerca de mí, susurrándome al oído que nunca te irás y que tu compañía la tendré asegurada por mucho, mucho tiempo. No pido siempres, ni mucho menos. Sólo pido verte una vez más aunque sea la última, o mejor, la primera de muchas otras. Te echo tanto de menos, que me dan ganas de romper todas estas putas barreras y traerte de vuelta conmigo, a mi lado éramos mejores personas, sin duda alguna mi felicidad estaba asegurada mientras despertase con tu puta sonrisa iluminándome más que la puta luz del sol y eso no lo puede negar nadie, absolutamente nadie. Mi felicidad eres tú. Y eso nadie puede sustituurlo ni romperlo, ni siquiera la distancia, que aunque nos joda tú y yo seguimos cerca, porque nos une lo más importante. Y eso nada nos lo quita. Nada.



miércoles, 8 de febrero de 2012

Me basta y me sobra.

A partir de ahora esto será lo normal. Perfecto, pero normal, ya sabes que con eso de estar a tu lado toda sensación se magnifica y cada sonrisa se vuelve más fuerte, sobre todo yo, que con cada palabra de tus labios consigo ser más fuerte, y día a día consigo que nada me afecte excepto tu felicidad, ¿y sabes? Que le den a la distancia, que le den a todo eso que se interponga entre nosotros dos, porque para nosotros no existe ni el aire, mis pulmones respiran de tu aliento y bebo de tus recuerdos, me alimento de los pequeños detalles y vivo de tu sonrisa, quién quiere el paraíso teniéndote a ti, si es que nada se te compara.

lunes, 6 de febrero de 2012

Unbroken.

Es que nadie, nadie podría compararse a ti, ¿sabes? y ese es el único problema, el ser único, el ser singular, que no puedo barajear posibilidades, sólo rula tu sonrisa por las calles y yo ni me mantengo en pie. Que me resbalo con la lluvia y tu me sujetas y me abrazas y yo... pues no puedo, como puedes comprender, no soy tan fuerte como para soportar este tipo de situaciones. Espero que entiendas que eres una de mis mayores debilidades, ante ti no puedo hacer nada, y menos si me vienes con sonrisas y besos y todo eso que, sinceramente, puedes hacerlo las veces que quieras, ¡¡siempre serás bienvenida!!

domingo, 5 de febrero de 2012

Promise me.

He aprendido que las cosas no son como parecen al principio, que llegan como el inicio de algo inexistente hasta que empieza a darte motivos para que quieras que se quede; aunque eso no quita que puede que se acabe en cualquier momento. Un día todo cambia y te das cuenta de que lo que alguna vez tomaste como imprescindible hoy cruza por enfrente tuyo y te saluda, como si nada. Pasa por tu lado y no te mira de la misma forma, es más, te enfrenta, te reta a recordar una y otra vez todos esos momentos que quisiste que pasaran sólo a su lado; pero tú sólo pasas y te enfrentas hasta que termina esa pelea de a ver quién quiere más o quién quiere menos. Que al final olvidamos los motivos y cada situación, cada abrazo, cada caricia, cada palabra y cada beso, hasta que termina significando nada y desaparece todo... menos tú. Y duele.



sábado, 4 de febrero de 2012

La luna me sabe a poco.

Demasiado bueno para ser verdad, una realidad tan ficticia que resulta difícil de creer, pero no nos queda otra. La perfección toma su papel y cruza a escasos metros de mí y, mientras sonríe, mi alma queda por los suelos, pisoteada una y otra vez. De repente una sensación revoltosa sale de mi interior y se va con ella. Esa sensación, ese sentimiento, era mi felicidad. Esa perfección, esa sonrisa sobrenatural, eras tú. Esa realidad, esa ficción; todos los días que me quedan por vivir, a tu lado aunque tú no quieras. Cuídala, mi felicidad ahora es sólo tuya. Y puede que con el tiempo, me de cuenta de que era todo mucho mejor que lo que parecía al principio. Pero no hablemos de principios, ni de finales. Hablemos de nosotros, hablemos de un para siempre.

jueves, 2 de febrero de 2012

'"El miedo a querer empieza y termina contigo."

Me atreveré a decir que te quiero más que a cualquier otra persona de este mundo, que te necesito más que cualquier otra persona de este puto mundo que haya podido necesitarte. Que no me importan otras palabras que no salgan de tus labios, que a mis pulmones no les alimenta ningún otro aliento que no sea el tuyo. Que eres la única persona que ha conseguido llenar todo ese vacío que quedó ahí ya hace mucho, mucho tiempo...


Gracias por simplemente, existir.



Olvídate de despedidas.


Y quiero que sepas, sobre todas las cosas, sobre todos esos detalles que algún día pudieron molestarte, sobre todas mis palabras... que seguramente fui la persona que más te quiso de este mundo, y la persona que más llegará a quererte en toda tu vida. No es que fueses de lo mejorcito digamos, pero para mí eras mucho mejor que eso, "lo mejor". Eras lo perfecto, no eras el paraíso pero se aproximaba, y cada segundo que pasaba a tu lado era inolvidable, como cada gesto, como cada sonrisa. Mi corazón latía al compás de tus pasos y ese compás marcaba mi vida, todos los días que me levantaba con ganas de verte feliz, de hacerte feliz de alguna manera. Y aunque nunca fuese capaz de hacerlo de la forma que siempre quise, lo hacía, no sé cómo pero lo hacía; o eso esperaba. Ahora ya nada importa, todo ha cambiado, tanto para ti como para mí. Tomamos caminos distintos, el tiempo ha hecho su papel y la distancia terminó la historia. Pero que la historia terminase no quiere decir que deje de existir. Para mí existirás... como decirlo... todos los días que me quedan en pie. Todos los días que sea capaz de respirar. El día que te olvide, será en mi último segundo, mi último suspiro. Un adiós no es tan fácil, pero tampoco quiero que intervenga. Mejor que quede así.

miércoles, 1 de febrero de 2012

Hola, te quiero.

Piérdete, pero que sea conmigo. Quiero sentirte cerca las veinticuatro horas del día y sentir tu respiración cerca de mí a casa segundo. Por si no lo habías intuido, tengo sed de ti, y hoy va a ser el día que la sequía se va a terminar. Acércate, deja que todo fluya. Que cada segundo se pierda en el tiempo y la temperatura se desenvuelva poco a poco en el ambiente. Sólo quiero que sea especial, que pueda decirte al oído que nada va a salir mal, que puedo protegerte, que no vas a perder nada. Pero esta felicidad es nuestra y de nadie más.