jueves, 12 de enero de 2012

Por ti volvería a equivocarme.

Nunca aprenderé. Que cada decisión es sólo tuya, que cada sueño es sólo mío. Que un deseo no es más que eso, que nunca se hará realidad por mucho que yo quiera, por mucho que lo desee.
Porque el futuro toma sus propias decisiones, no como yo, que prefiero seguir las tuyas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario