lunes, 23 de enero de 2012

Perfect (without you)

Ni te imaginas cuánto llegué a quererte ni cuantísimas ganas tuve que retener de querer volver a hacerlo. No te lo llegarías a imaginar nunca... eres incapaz, incapaz de vivirlo aunque sea por tan solo un segundo. Ni te imaginas cuántas veces fui capaz de creerme que serías tú y sólo tú quien lo entendiese todo, quién me dijese que todo iría bien y más contigo (qué más quisiera). Lamentablemente tuve que añadir dos errores más a la lista; el conocerte y luego el querer recordarte, era tan difícil que necesitaba algo o alguien sobre lo que apoyarme. Esta vez olvídate de que seas tú, y aunque para ti sea un castigo o una liberación -claramente lo segundo- ten en cuenta que fui la persona que más te podría aceptar de todo este puto mundo y lo seré siempre, tenlo en cuenta siempre, porque no volveré a pasar nunca más. Ni siquiera lo esperes. No me esperes, yo ya no espero a nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario