domingo, 15 de enero de 2012

Never forget me.

Eso de prometer ya no suena tan importante como antes. Quiénes lo hacen mienten y quiénes no lo hacen añoran a los que lo hacían de verdad. Yo soy de esos que no prometen nada pero se comprometen a todo, es decir, que soy el primero en pensar en un siempre y que luego no olvidan esa posibilidad fácilmente. Suele llamarse así: ser un iluso, ser ingenuo, creer que las cosas saldrán perfectamente cuando en realidad es una de las veces que menos te conviene hacerlo; aunque también tiene que ver el quién. Tú no eres la persona más adecuada para el papel de "víctima", tú no eres ni la mejor persona del mundo ni una en un millón. Pero eres lo que quiero y no me olvidaré fácilmente. No lo prometo, pero sí puedo comprometerme a regalarte un siempre, como nunca.

4 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho Pablo, y además yo también me siento siempre como una ilusa... No conocía tu blog, pero a partir de ahora estará entre mis favoritos. Muy logrado, de verdad. Un besito :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchas gracias Alba!! que sepas que yo descubrí tu blog hace tiempo y lo tengo en marcadores, que de vez en cuando lo miro, está genial, ¡gracias!:)

      Eliminar
  2. Pues como no tengo twitter no me había enterado de que tenias blog, pero ya leeré todas tus entradas. Esta es la unica que he leido y me gusta mucho Pablo, de verdad.
    P.D.: el título me recuerda a la canción forever de Papa Roach... i really like it ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja ¡¡gracias Vero!! (cuánto hace que no te llamo eso, kfopwqekropqwker) yo sigo leyendo el tuyo que lo sepas, quiero más y gracias otra vez, hay que hacerse twitterrrrrrrrrrrrrrr jajajajaja loffllu.

      Eliminar