martes, 10 de enero de 2012

Pudimos volver, rectificarnos.

Ahora que ni puedo mantenerme en pie, que no me apetece ni pensar, sólo recordarte; resumo todos estos días a tu lado. Han sido perfectos, tan sólo esperando una mínima prueba de saber que para ti existo, aunque así todo me daba completamente igual. Me bastaba con saber que tú existías, todo era distinto, cambiaste mi forma de ver las cosas, sobre todo a ti, y te juro sobre todas las cosas que gracias a ti pude ver todo de distinto color, hoy sigo tratando de ver las cosas a tu manera y no te digo que me arrepienta no, te digo que gracias, por todo aunque tú no lo quieras ver; gracias por simplemente, existir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario