miércoles, 25 de enero de 2012

Algún día.


Si algún día vuelves con intención de pedir perdón no olvides pasar antes por aquellos días que ambos dejamos atrás y compensarlos, con una de esas sonrisas que deslumbran firmamentos enteros y desbaratan mundos tan pequeños como el mío, en el que me encantaría vivir con ella y contigo una eternidad, quizá más, y si algún día, de verdad, decides volver y rectificarte, que sea conmigo; o hazlo con quién te haga feliz, no dudes que podría ser yo. Algún día...

No hay comentarios:

Publicar un comentario