lunes, 30 de enero de 2012

Breakeven.

Y si me dieses no sé... una oportunidad por muy pequeña que sea de decirte todo lo que quedó por decir, te lo agradecería todos los días que me quedan aquí contigo y sin ti. Ojalá pudiese volver atrás en el tiempo, rectificarme, rectificarnos. Nunca me gustó mirar atrás, pero por ti lo haría, me ganaría esa oportunidad como fuese necesario, casi tan necesario como lo eres tú.



domingo, 29 de enero de 2012

Para ti, de nosotros.


No nos dimos cuenta, pero las pequeñas cosas fueron las que nos juntaron desde un principio, y no ese supuesto destino; más que inexistente. Al fin y al cabo, "de ilusiones vive la gente" decías, y después de todo aunque no fuese lo correcto tuvo que ver contigo y eso me bastó para creer en ello. Puede que esas "pequeñas cosas" no fuesen las únicas que tuvieron que ver con nosotros, igual hubo algo más, ¿no crees? Una palabra, un sentimiento, quizá la necesidad de calor humano en este puto frío incesable de invierno, o quién sabe, igual no estábamos hechos para estar juntos. Pero que les den a sus ideas, ¿sabes? yo estaba hecho para quererte y nadie podía negarlo, porque fue mi idea y la defendí, hasta el final, porque para mí merecía la pena y punto. Qué más da lo que nos uniese, si fuiste una simple ilusión o si fue una mala idea eso de sentir algo más que una simple afición a querer volver a vernos el uno al otro. Yo te quería y con eso me bastaba para creer en ello.

sábado, 28 de enero de 2012

BAD goodbye.

Si alguna vez pensaste en mí como alguien que perdona tan fácilmente te equivocabas, ni todo pasa tan rápido ni personas como tú pasan por mi cabeza así como si nada. Aunque ya ni me sorprendo, y solo de pensar que no he visto nada todavía se me ponen los pelos de punta. Pero con el paso del tiempo te va dando un poco igual, ni yo regalaba oportunidades ni tú las quisiste aceptar en su momento, pero no esperes más de mí que una simple despedida más; yo ya no regalo nada, ni siquiera oportunidades, ni siquiera a ti.

jueves, 26 de enero de 2012

Tú, yo, aquí, ahora, siempre.

Si vas a olvidarme haz que sea rápido. No lo hagas poco a poco o tarde o temprano sentirás mi caída. Costará más levantarse y volver a verte de la misma forma, y en el caso de que nunca lo haga, haz que sea así. Quiero volver a caer las veces que sea falta si con eso seré capaz de que me tengas en cuenta. Te quiero en mi vida un millón de veces y las mil siguientes. Te quiero conmigo en este mundo y en todos los que sean capaz de existir en tu puta cabeza. En todos mis esquemas y en todos mis sentidos, cada ápice de mi cuerpo grita: "te necesito, vuelve, te quiero, conmigo, con nadie más. Ven conmigo, te haré feliz..."

miércoles, 25 de enero de 2012

Algún día.


Si algún día vuelves con intención de pedir perdón no olvides pasar antes por aquellos días que ambos dejamos atrás y compensarlos, con una de esas sonrisas que deslumbran firmamentos enteros y desbaratan mundos tan pequeños como el mío, en el que me encantaría vivir con ella y contigo una eternidad, quizá más, y si algún día, de verdad, decides volver y rectificarte, que sea conmigo; o hazlo con quién te haga feliz, no dudes que podría ser yo. Algún día...

martes, 24 de enero de 2012

This is how I feel.

Vuelve algún día y te juro que te haré feliz, y no soy de esos que prometen en vano, que un día se van felices y al día siguiente te vienen con tonterías de por medio. Que yo soy de esos que pueden decirte algo y en vez de olvidarlo lo magnifican (si es que soy capaz, al menos puedo intentarlo) y por intentar puedo intentar muchas cosas, pero por prometer a ti por ejemplo te prometo un siempre, un para siempre de estos que duran más de dos días. Que a partir de ese día que no corra ni el aire y que todas esas lágrimas se transformen en horas, y las horas en segundos, cada segundo en un instante y cada instante que sea inolvidable; cómo no va a serlo si es a tu lado, ¿no?

lunes, 23 de enero de 2012

Perfect (without you)

Ni te imaginas cuánto llegué a quererte ni cuantísimas ganas tuve que retener de querer volver a hacerlo. No te lo llegarías a imaginar nunca... eres incapaz, incapaz de vivirlo aunque sea por tan solo un segundo. Ni te imaginas cuántas veces fui capaz de creerme que serías tú y sólo tú quien lo entendiese todo, quién me dijese que todo iría bien y más contigo (qué más quisiera). Lamentablemente tuve que añadir dos errores más a la lista; el conocerte y luego el querer recordarte, era tan difícil que necesitaba algo o alguien sobre lo que apoyarme. Esta vez olvídate de que seas tú, y aunque para ti sea un castigo o una liberación -claramente lo segundo- ten en cuenta que fui la persona que más te podría aceptar de todo este puto mundo y lo seré siempre, tenlo en cuenta siempre, porque no volveré a pasar nunca más. Ni siquiera lo esperes. No me esperes, yo ya no espero a nadie.

domingo, 22 de enero de 2012

"Quiero ser, quiero estar, y todo contigo."

Siempre fuiste la excepción, siempre fuiste el primer y último pensamiento del día y a lo largo de este por mucho que intentase olvidarme era imposible. Siempre fuiste tú la persona con la que busqué un siempre y siempre me chocaba con la puta realidad, que la verdad me importa muy poco, tú ficción resulta demasiado adictiva y quiero compartirla contigo. Por si no lo sabías quiero que me regales un siempre compartido, pero que dure para siempre, si tú quieres...



You da' one.

Cada día pienso en qué pasaría si todo fuese distinto, no sé, si tuviese una oportunidad de hacerte volver o de simplemente hacer que todo vuelva a ser como antes; sin problemas, sin que intervenga la distancia. Entre nosotros tuvo que existir algo más, lo sé o simplemente lo tomo como algo que me hace entender mi intuición. Me encantaría escucharte, tu voz es la única que podría destruír todo esto que me mata por dentro; me quema y a la vez me entran más ganas de tirarlo todo por la borda y abandonar. Pensé que este juego de a ver quién quiere menos duraría mucho menos y lo reconozco, que echarte de menos solo hace darte puntos a favor a ti, y mientras yo solo puedo defenderme mediante mi mitad, la otra decidió irse contigo. Siento que ambos perdimos en aquél momento, el adiós siempre duele y nosotros quisimos que doliese mucho. Descuida que lo conseguimos. Y mientras tú no parabas de basarte en el adiós yo solo susurraba que parases, que podríamos hacerlo de forma distinta. Ahora el echarte de menos es irresistible.

sábado, 21 de enero de 2012

Todo llega, todo pasa.

Ojalá algún día aprenda de todo esto; la fe en las personas se pierde con el paso de los días, de cada putada, una puñalada tras otra nos hace darnos cuenta del daño que puede causar confiar en quién no debemos. ¿Dónde se quedó el disfrutar? Comernos el mundo de un bocado, olvidarnos del pasado y del futuro y vivir el presente, que la palabra problemas pierda su significado y las preocupaciones se esfumen con el calor del tan esperado verano. Quién quisiera unas vacaciones alejado de la rutina y estancado en los lugares donde siempre hemos querido estar; eternamente.

jueves, 19 de enero de 2012

Locura transitoria.

Que siempre que no quiero buscarte te encuentro, y si te busco a veces te encondes y otras simplemente escapas; dices que te persigo, y en realidad eres tú quién quiere buscarme.


miércoles, 18 de enero de 2012

Hoy serás mi todo y mi nada.

Mi principio y mi final, el nudo y el desenlace, las cuatro puntas del mapa y todos los lugares dónde siempre quisimos estar, todos los rincones del mundo y las cuatro paredes de mi habitación. Hoy serás el mundo entero enterrado bajo mis sábanas, y te prometo un siempre a ti y a todos los sitios donde tú quieras ir cada vez que estés a mi lado; pero sólo si tú quieres...

martes, 17 de enero de 2012

LOST (in you)

Te recuerdo que ahora mismo podría coger y marcharme, dejarte atrás y seguir perfectamente mi camino hacia la cima, puedo olvidarte fácilmente y conseguir nuevos propósitos, nuevos objetivos. Puedo perder mi pasado sin olvidarlo del todo y dejándote a ti como algo completamente prescindible, no derramar ni una sola lágrima con tu "recuerdo", tirar cada sentimiento por la borda y limitarme a seguir vivo nada más. Lástima... que te quiera tanto que el recuerdo se haga imprescindible. Lástima, que en realidad no te quiera olvidar, que no te marches nunca, que te quedes al ladito mío, que conviertas esto en un siempre. Hazme cambiar de opinión y te juro que yo te lo doy todo, pero hazlo.

lunes, 16 de enero de 2012

Let me be.

Ahora que lo pienso... mira, te lo juro que no me arrepiento, en absoluto. Que esa felicidad era jodidamente única y lo será siempre, no creo que nadie logre sustituir todo aquello, lo veo terriblemente difícil. Me encantaría reemplazarlo todo, ¿o no? no lo sé ni yo, de verdad, que me encantaría volver a verte y tener que aguantar las ganas de saltar sobre ti y hacerte ver lo que nunca has visto, y tener que repetirte una y otra vez que te quiero a horrores para que nunca se te olvide. Y si alguna vez se te olvida todo lo que fuiste, y si alguna vez necesitas recordar algo, solo quiero que sepas aprovechar el recuerdo de que fuiste alguien sumamente importante en la vida de otra persona, que sé que no te gustará mucho recordarlo, pero me encantaría que todo hubiese sido diferente y que ahora mismo sonrieses al leer esto... y me equivoco, lo sé. Pero te quise, y eso nada ni nadie puede cambiarlo. Ni siquiera yo.

domingo, 15 de enero de 2012

Never forget me.

Eso de prometer ya no suena tan importante como antes. Quiénes lo hacen mienten y quiénes no lo hacen añoran a los que lo hacían de verdad. Yo soy de esos que no prometen nada pero se comprometen a todo, es decir, que soy el primero en pensar en un siempre y que luego no olvidan esa posibilidad fácilmente. Suele llamarse así: ser un iluso, ser ingenuo, creer que las cosas saldrán perfectamente cuando en realidad es una de las veces que menos te conviene hacerlo; aunque también tiene que ver el quién. Tú no eres la persona más adecuada para el papel de "víctima", tú no eres ni la mejor persona del mundo ni una en un millón. Pero eres lo que quiero y no me olvidaré fácilmente. No lo prometo, pero sí puedo comprometerme a regalarte un siempre, como nunca.

Pudimos ser perfectos.

¿Sabéis una cosa? Odio que todo esté siempre bien. Que luego viene el que duela y todo eso... pero estoy seguro de que no podría vivir sin cometer ni un sólo error. ¿Quién necesita vivir correctamente teniendo el placer de equivocarse? Sería genial eso que dicen de vivir en lo correcto eternamente, "dile adiós a las preocupaciones", "olvídate de soñar y empieza a vivir una realidad de ensueño", ¿pero de verdad alguien se lo cree? yo sigo en mi ignorancia, igual me equivoco una vez más diciendo esto, y lo otro... pero de verdad, no me van universos alternativos. La realidad nos demuestra día a día como debe ser todo. Injusto e incluso irreal, a veces sorprendente y las pocas veces que quedan restantes nos hace sentirnos la persona más especial de este puto mundo. Y no todo pasa por gusto no, todo pasa por algo, por alguien especialmente. Equivocarnos puede ser una forma de hacernos ver todo eso que nos negamos a sentir, y es ese sentimiento precisamente lo que puede sacarnos de un pozo sin fondo, la vida es bella y aunque a veces la hagas jodida yo seguiré. Esa es la verdadera forma de verlo todo: si no nos equivocásemos, no avanzaríamos nunca. Seríamos perfectos eternamente.

sábado, 14 de enero de 2012

Si pedimos que cambie pedimos demasiado.

Que no vuelva a ser real, que no vuelva a ser cómo antes. Perder una parte de nosotros por el camino y luego no poder volver a por ella, por el simple hecho de no poder o no atreverse, quizá por no ser lo suficientemente fuertes como para volver a afrontar todo lo que un día vino y nunca nos esperaríamos. Ahora que esperamos somos un poco más valientes, pero nunca lo suficiente como para volver a vivirlo de nuevo todo desde el principio. Nunca lo seremos; lo que fue demasiado, lo seguirá siendo.

viernes, 13 de enero de 2012

Let it go.

Y a grandes pasos sólo tentaremos a caer en vez de ir más rápido, y a pequeños pasos o nos dejan atrás porque van más rápido o porque no vamos lo suficientemente ligeros de tristezas. Que a veces para avanzar debemos dejar atrás todas las cosas que nos atan a todo eso que dejamos detrás, para dejar sitio para las cosas que están por venir, que nos vendrán mejor.

jueves, 12 de enero de 2012

You make me go asdfghjklñ.

Ya llegará el día en el que toque ser feliz a tu lado, lo sé. No sé si es un presentimiento o qué, pero estoy casi seguro de que algún día, y lo repito y lo volveré a repetir siempre: algún día llegarás a ser para mí. Algún día podré ser yo el primero que te haga sonreír tan sólo unos segundos después de levantarte por las mañanas. Algún día.


Algún día...

Por ti volvería a equivocarme.

Nunca aprenderé. Que cada decisión es sólo tuya, que cada sueño es sólo mío. Que un deseo no es más que eso, que nunca se hará realidad por mucho que yo quiera, por mucho que lo desee.
Porque el futuro toma sus propias decisiones, no como yo, que prefiero seguir las tuyas.

miércoles, 11 de enero de 2012

Never say goodbye.

Desperté por la mañana en un intento de recordar quién era y qué hacía aquí. Me giré y descubrí que ya no estaba a mi lado, ¿dónde habrá ido? dudo que haya ido muy lejos, su parte del colchón seguía embadurnado con su rutinario olor a canela mezclada con el suave aroma de su pelo. Me recordó a la perfección de la que gozaban cada rincón de su cuerpo, su cabello largo y rubio y esa sonrisa de mil demonios que le alegría el día a cualquiera, -dudo que tanto como a mí-. Me levanté y vi su silueta asomando por la puerta, deformada por el camisón que solía vestir cada noche. Me dirigí hacia ella silenciosamente y la agarré por la cintura. Noté como suspiraba, sonreía y seguía haciendo el desayuno. Se giró, se apoyó sobre la encimera y después de un largo beso acerca su boca a mi oído y me susurra: "buenos días dormilón". Sonreí, gracias a ella sonrío como cada día, ¿qué importaban los problemas a su lado?



Ven y quédate.

Yo sé lo que quiero. Eso que dicen de que siempre hay una primera vez... pues yo contigo, quiero muchas primeras veces que nunca terminen, no quiero un final. Quiero un 'para siempre'.


Te quiero a ti.

If ain't got you.

Cada día es más fuerte. No sé cómo lo hace pero ahora cada vez que me mira me derrito a más velocidad, ya no resisto tanto cuando me mira, sonrío a la mínima... y cuando sonríe ya es demasiado. Sus ojos me miran y yo no puedo resistirme, sus labios susurran quédate (o eso quiero pensar). Ahora todo es mucho fácil, cuestión de dejarse llevar. Yo no me quiero dejar llevar, yo quiero luchar contra esto aunque en el fondo no quiera y sólo quiera tenerte y tenerte cada día de mi vida...

I'm everything you need me to be.

Que no, que me niego a pensar que algún día te irás. Te quiero en mi vida siempre, empezar mis días con tú sonrisa iluminándome más que la puta luz del sol, ver el mundo desde la misma perspectiva; siendo feliz, pero a tu lado. Hagamos una cosa: que le jodan al mundo, a partir de ahora solo seremos tú y yo, ¿qué te parece? que pase todo el tiempo que quiera que yo no me separaré de ti ni un milímetro, nunca te soltaré, no quiero sentir lo que es vivir sin tu calor, no quiero otra persona para mí que no seas tú. Me niego a pensar que luego nunca volverás, me niego a olvidarte... me niego a decirte adiós.


Una vez más volvimos a caer.

Sí, ocurre cada vez que te veo. Que mi corazón se vuelve como loco, palpitando a cien kilómetros por hora, chocando contra mi pecho pidiendo que avance hacia ti y te de uno, dos, tres millones de besos. ¿Qué pasa? tiene razón, es lo que más me apetecería hacer si te soy sincero. Me pasaría días y días así, a tu lado, haciendo cualquier cosa. Tanto como si estamos al lado o a cientos de miles de kilómetros, no importa. El deseo es el deseo y punto, no hay más. Bueno... en realidad sí hay más. Estás tú y ahora sí que no hay más, porque quizá llegue el día en el que lo llegues a significar todo; y después de eso no quiero despedidas, no quiero un adiós por respuesta. Sólo quiero que te quedes, que no te vuelvas a marchar... que me quieras. 


Entonces sí que no pediré nada más.

It will rain.

Hola. Sé que no sabes quién soy, que vengo de ningún lugar y que he aparecido sin previo aviso.


Sólo quiero que sepas que me encantas.
Que desde la primera vez que te vi, puede que te hayas estancado en algún lugar de mi mente. Y después de un largo tiempo reflexionando...


Quiero que, algún día, entre nosotros no exista la distancia.
Que te advierto que soy capaz de hacerte feliz sin que tú lo puedas ver, pero. Sé que es completamente imposible. Soy diferente a los demás. Yo no juzgo por las apariencias, yo no soy tan impulsivo como para ignorarte en cuanto cometas un mínimo error. No.


Si algún día necesitas una mano amiga, un hombro sobre el que llorar, una mirada en la que perderte durante el tiempo que necesites.
Ahí estaré yo observándote desde lo lejos, deseándote lo mejor de esta puta vida, que seas feliz y que no escaseen las sonrisas ni esos momentos que se hacen hueco en el fondo de tu corazoncito.


Atentamente; alguien que aunque no lo sepas, sea una persona que te marque para siempre. Es más, tú ya me marcaste para el resto de los días que me quedan aquí...


A tu lado.

martes, 10 de enero de 2012

Find yourself.

Sí, lo sé, que todo esto pudo haber sido diferente desde un principio. Que no sería tan extraño ni tan difícil si hubiésemos aclarado las cosas primero, o si las decisiones hubiesen sido las más correctas; pero lo siento, nada viene con instrucciones. Somos nosotros y sólo nosotros quienes decidimos. En el momento que otro decida por ti será porque estás muerto, o porque quieres que todo sea más fácil, más llevadero: completamente irreal. ¿Que pudimos ser perfectos? Sinceramente no me importa lo más mínimo, esta mierda que llaman sentimientos tampoco vienen con instrucciones ni lo harán jamás (probablemente porque no hay quién los entienda) pero somos así. Yo soy así y todo el mundo es como es, y ser es difícil, seguramente no es fácil para casi nadie, ¿y sabes lo que te digo? que prefiero que todo sea así. A veces tenemos que ser nosotros quienes decidan apencar, somos nosotros y sólo nosotros los que tenemos que aprender, que la vida no es fácil ni mucho menos, que si queremos y tenemos las suficientes ganas, podemos hacerla mejor. ¡¡Y si nos perdemos qué más da!! mejor para nosotros, igual lo que necesitamos es huir de la rutina de una vez, que ya me cansa un poco. ¿Quién necesita instrucciones? Para mí y para todos, las únicas instrucciones que existen son las tuyas propias. Nunca lo olvides, si te pierdes, acude a ti mismo; si es que consigues encontrarte antes, claro.

Pudimos volver, rectificarnos.

Ahora que ni puedo mantenerme en pie, que no me apetece ni pensar, sólo recordarte; resumo todos estos días a tu lado. Han sido perfectos, tan sólo esperando una mínima prueba de saber que para ti existo, aunque así todo me daba completamente igual. Me bastaba con saber que tú existías, todo era distinto, cambiaste mi forma de ver las cosas, sobre todo a ti, y te juro sobre todas las cosas que gracias a ti pude ver todo de distinto color, hoy sigo tratando de ver las cosas a tu manera y no te digo que me arrepienta no, te digo que gracias, por todo aunque tú no lo quieras ver; gracias por simplemente, existir.

Cuestión de querer entenderlo.

Aprendí que la perfección solo es un cuento, que todas las mierdas que pasan aunque te marquen para siempre (aunque para mí los siempres nunca hayan existido), siempre pasa. Todo pasa. Tú pasas, todo el mundo pasa y a nadie le importa el resto excepto sí mismos. Todos ignoran, todos etiquetan, todos marcan, todos quieren, todos algún día se marchan y deciden por alguna razón existente o no no volver nunca. Todos son individualistas, todos tienen como prioridad ellos mismos, todos en realidad piensan en el resto como algo que nunca les resultó un problema. Todos piensan así, todos piensan y ese quizá sea el problema, que nos consumimos demasiado por pensar en exceso. A veces pienso que si dejásemos de pensar todo sería más fácil y más sencillo, más llevadero, más... imperfecto. Al fin y al cabo, nadie es perfecto ni lo será nunca. No ganamos nada intentando aparentarlo.