jueves, 27 de diciembre de 2012

Comatose.

"No sé si hace falta recordar, o si me merece la pena estar así mucho más, no sé. Sólo sé que el tiempo me dará la razón el día que piense que me estoy equivocando, pero estoy tan roto que ya no sé distinguir de lo que me convenga o no. Soy tan inestable, que me da por pensar cosas imposibles y bueno, ya sabes, yo soy muy de imposibles. Sino, ¿por qué estaría escribiendo esto? Pensando esto. Tanto tiempo... y te quiero aquí por muy imposible que lo veas. Es lo que hay. Te arriesgas conmigo o qué."

lunes, 10 de diciembre de 2012

Vale.


(Me dan escalofríos y no porque esté helado, no. Que has pasado tú de largo, supongo. Conozco bien la sensación de temblar cuando te vas...
...y las ideas se me descolocan como si la magnitud de mis errores fueran de tanto calibre. (...) Ya lo ves. Tú fuiste el error, y yo el que lo paga.)

«...»

«Ay, ni te imaginas cuánto esperaba que ocurriera esto. Que por fin alguien en este mundo me entiende, ¡qué difícil encontrar una persona cuerda que no juzgue por apariencias ni palabras sueltas! ¡Que te hable de una forma diferente a los demás, que te lleve a otra realidad totalmente distinta en tan solo un instante! ¡Que me quiera por lo que soy, no por lo que hago ni lo que escribo! (Eso sólo a veces, como ahora espero) Paso de vivir de ilusiones ahora que las ilusiones me las proporciona alguien y no nada. Vivir de nada, de eso solía subsistir. Y ahora sí, eso. Paso. Lléname de alas que ya me ilusiono solo, tranquilo. Tú hazme sentir que de lo demás ya me encargo yo. O no.»

sábado, 10 de noviembre de 2012

(...)

Te he dicho adiós tantas veces... que ya ni las cuento, tantas ilusiones que vienen y van ya cansan y confunden hasta asfixiar. Se me va de las manos, va. Entiéndelo. Será que tengo mala pata con esto de querer con tantas ganas y tan mala suerte que siempre llego a esto de las despedidas. Lo vivo todo como si no tuviese tiempo, y no veas cuanto me queda por suponer que tendré. Quién coño te va a negar que me gustaría compartirlo y no, no lo niego y lo aseguro sobre ti y todas las cosas que pueden importarme, aunque escriba esto para nadie, sólo para mí y darme cuenta de que quizá debo aprender a querer lo que se puede y ya está. Que son las ilusiones, ya te digo, y el cariño que hoy despido puede que un día vuelva. Yo lo echaré de menos, joder. ¿Y qué? ¿Ahora qué? De esto tenía miedo, más dudas, más. Todavía más y las que quedan. Decir adiós me desequilibra, pero ya. Punto final al puto caos de octubre y adiós. Espero que lo entiendas. Daño. Tanto. Si lo has vivido tanto acostumbras a todo y ya. Noviembre espera que alguien me ordene por fin. Ya se verá, ya...


lunes, 15 de octubre de 2012

Inestable.

Y no sé qué me pasa, últimamente estoy siempre al borde de la puta balanza. Ya sé que soy inestable, que no me aguanto ni yo. Que me caigo enseguida sin nadie que me equilibre, bueno, no sé, igual soy fuerte y ni yo me doy cuenta. A lo que iba, que... que hoy he sentido una cosa extraña. Sí, una mezcla de necesidad y vacío. No porque me falte nada, sino porque me sobran motivos para tenerte aquí. No sabes cuánto daría por tan solo mirarte un poquito y que me desordenes un poco. Quiero que sea tu desastre el que me gobierne un poco y me cambie el rumbo por unos minutos. Ya sé, que yo por ofrecerte no puedo darte el mundo, qué va, soy sincero y desde lo más hondo te digo que mi mundo está a tu disposición. No vacilo, con eso te lo digo todo. Y ya acabando con esto que nunca leerás supongo que te la sudará, pero qué más dará, me basta con saber que algún día te importará o yo que sé lo que pasará. Si me necesitarás o no seré nada más que el retrato de eso que nunca quisiste y siempre tendrás.

viernes, 24 de agosto de 2012

DESASTRE.

Hoy... ha pasado algo. Ni estoy seguro de lo que es ni sé si quiero estar seguro, la verdad. Pero algo tendré que hacer, ¿no? Pues... me he acordado de todos esos momentos, de cuando era tu puto centro de atención, la razón de esos latidos y esa respiración entrecortada, la razón por la que siempre suspirabas de placer o de pura felicidad, esa puta razón por la que existieron tantos besos, y tantos "te echo de menos", "eres lo único que me importa"... cosas por el estilo, ya me entiendes. Me ha venido tu voz a la cabeza, así como si nada. He suspirado y me he preguntado qué es lo que me estaba pasando, pero no obtuve respuesta, aunque tampoco la tendría. Una sensación en mi interior me dijo algo, pero no quise atender, estaba ocupado con este puto resquemor que estaba teniendo lugar en mi interior. ¿Sabes lo que pasaba? Que te echaba de menos. Después de tanto tiempo. Y si te soy sincero... nunca he dejado de hacerlo. Me quedé contigo, y eso no cambia. Echaba de menos todos esos momentos, sí, ser la razón de todo eso y quererte tanto y mierdas. Mierdas que me hacían feliz, y al fin y al cabo necesito ser feliz. ¿O no? Yo creo que sí. Y a tu lado sería lo mejor de mí, y podría hacer de ti lo mejor que pudiese o... yo qué sé. Nadie leerá esto nunca, ni siquiera tú. No me sirve de nada expresarme en cada una de estas lineas si la puta sensación de necesitarte... no... no se va.





martes, 31 de julio de 2012

Mi problema es.

Mi problema es. Tú eres mi problema. Tú eres ese pensamiento constante que aparece cuando más vulnerable me encuentro. Tú eres la razón por la que estoy aquí, escribiendo esto para que quizás tú nunca lo leas. Me duele cada línea, cada letra, que lo sepas. Me duele recordarte, me duele verte sonreír, me mata sentirte tanto. Y lo siento. Siento ser un lastre. Siento haber confundido ficción con realidad, siento haberte confundido con la excepción de todos ellos cuando sólo eres una copia más. Esto parece un puto complot de agonías. Me asfixia esta puta necesidad de ti por momentos, ¿entiendes? Que te imagino siempre que puedo a mi lado, y cuando no puedo me entra el puto mono de ti. Te juro que no es obsesión, te prometo que pf, que no consigo deshacerme de todo este cariño. Me es imposible imaginarme algo distinto a compartir más que palabras con alguien que no seas tú, ¿y sabes? No pienso conformarme, y bueno, aunque luchar por ti resulte una misión suicida yo me arriesgo. Y al final sé que no ganaré nada, que incluso te pierda más de lo que ya te tengo, pero, ¿sabes una cosa? Lucho por lo que quiero, me planteo mis metas, maquino mis planes y me lanzo a por todas aunque no tenga razones concretas ni coherentes. Vivo mi vida a base de saciar mis sueños, y hasta que no encuentre la forma de dejar de necesitarte no pararé. Y si para ello tengo que sufrirte primero, me arriesgo. Y si para ello tengo que sacrificar lo que tengo, aunque duela, yo lo hago. Dejé de creer en lo posible hace tiempo, y desde quye te conocí tú te convertiste en ese imposible que nunca dejé de proponerme. Y aunque suene extraño, yo me propongo tenerte. A partir de ahora tú te conviertes en mi objetivo principal, y que les duela a los que les duela que yo, yo no voy a perder un segundo más que en este mismo instante podría estar perdiendo sonriendo como un gilipollas por cualquier puto latido tuyo.

viernes, 22 de junio de 2012

BLANCO Y NEGRO.

Dicen que todo es blanco o negro... bueno, ¿y yo qué sé? Quiero decir, no creo que tenga tanto tiempo libre como para comentar este tipo de cosas, que en realidad me dan igual. O no, no sé. Pero a ver, si me pidiesen decir algo al respecto... sé que ellos se refieren a ti. No, es verdad. Sé que en el fondo la razón de esa frase eres tú... y me he quedado sin palabras. Esa frase es como si definiese mi vida. Siempre viviendo y pensando a base de diferenciar las cosas, de una forma u otra. Distinguir lo que está bien de lo que está mal, las buenas compañías de las malas, las buenas opciones de las malas. Lo que me conviene y lo que no. Y eso pensaba hasta que... bueno, hasta que llegaste tú. Quiero decir, que conocerte fue como dar un giro de 540º a mi cabeza, que el pensamiento quizá siga siendo el mismo pero estamos a 360º de mi cordura y como sigas aquí no voy a conseguir recuperarla. Es así. Desde que apareciste no he parado de pensar, de cambiar; digo, que al fin y al cabo la vida es cambio, ¿no? Pero... esto no es vida. Esto es una confusión más, o un error, o quizá el mayor acierto de mi vida, pero eso no lo sé ni lo sabré nunca. Y a pesar de tanto pensar y tanto recapacitar, a veces recuerdo eso de "todo es blanco o negro", y miro un poco al pasado para darme un poco cuenta de las cosas. Y a pesar de todo y aunque no quiera reconocerlo; tú siempre fuiste ese color gris.

VI

¿Sabes qué es lo que más me jode de todo esto? Que no te tengo aquí. Y las cosas... se demuestran de cerca. De eso trata el cariño, de demostrarlo de cerca, porque los besos con distancia no se dan, y los abrazos con obstáculos por delante no son los mejores, que digamos. Lo mejor es cuando no existe nada que se interponga, cuando por delante sólo hay puro oxígeno que poco a poco desaparece. Cuando tienes un objetivo fijo, lo agarras y no lo sueltas por mucho que pueda pasar. Y yo me dedico a buscarte. A tenerte a dos putos centímetros de mi cara y... no sé, ¿que desaparezca este puto oxígeno y bésame ya, o no? Es lo que más me gustaría. Quererte de cerca, y quererte de verdad.

Nunca nos eché de más.

A veces me pregunto qué fue de nosotros dos, no sé, desaparecimos así como si nada; y como si de un acto espontáneo se tratase, escondimos todo lo que pudo ver con algo que pudiese habernos unido, ya sabes: palabras, abrazos, besos fallidos, promesas incumplidas y todo ese tiempo que nunca te di. Quizá estábamos más relacionados de lo que crees, ¿no? Y con esto me refiero a "demasiado", y con "demasiado" me refiero a que "esto es imposible de ocultar por mucho que lo intentemos". Y yo sigo sin poder conseguirlo, ¿no te pasa? A veces, digo. Que el corazón empieza a latir de una forma distinta, o pf, que cada vez que nos recuerdo todo cambia de una forma que ninguno de los dos podría imaginarse. Pero ahora lo veo todo muy claro. Más claro que nunca, diría yo. Igual nunca te eché de más, y todos esos "te he superado" no eran más que "nunca fui tan fuerte como para olvidar a alguien como tú". Digo yo; pero quién sabe. Da tu versión de las cosas y equilibramos. Así... quizá este de aquí dentro late de una forma que pueda entender. Claro.

SONNY.

¿Sabes lo que me cansa? Disimular. Bueno, en realidad no es que me canse, es que me hace sentir mal. Es como... mentir a la gente que te importa y al resto. Yo les digo "estoy bien" y ellos se lo creen, mientras pienso "el mundo se me echa encima y no puedo hacer nada", o "sí, me pasa que me jode echar de menos a una persona que nunca me echaría de menos cuando en mi caso es todo lo contrario". Es algo así como ocultarme, o... mentir. Y yo siempre intento no mentir, ya sabéis eso de que las mentiras tienen las patas cortas y al final todo se acaba sabiendo, y luego llegan las decepciones y todo eso... que bueno, al fin y al cabo no será más grave que esto, digo yo. Y yo soy muy débil, siempre intento parecer fuerte pero me derrumbo a la mínima de cambio. No es que tire la toalla, es que me cuesta recuperarme de todas las decepciones que siempre intento evitar por mi parte. Y tú eres mi mayor decepción, mi mayor error, mi mayor problema, mi mayor preocupación... el mejor regalo. Pero lo imposible, ya sabes: es imposible y no hay más. Bueno, pues tú serás hoy, mañana y siempre mi mayor imposible, el mejor de todos ellos. ¿Qué tal? Seguiré mi vida y tú serás ese pequeño pedazo de mí que siempre irá conmigo. No te gustará, lo sé, pero... a veces hasta merece la pena vivir con tus mayores errores pisándote los talones. Y más si se trata de ti.

NO/s/OTROS.

Hay días que preferiría que todo hubiera sido distinto, ya sabes, hay veces que te equivocas y quieres borrar tus errores, pero es imposible. Pues eso me pasa a mí todos los días, que quiero borrarlos del mapa cuando la cago, pero se me hace imposible, y las consecuencias pueden conmigo. Y al final el que desaparece del mapa tengo que ser yo. Así que sólo queda un camino: afrontarlo y seguir hacia delante. Que me mate el puto remordimiento de echarte de menos y que me joda la distancia todos los días desde que me marche, pero sé que mi mayor error de todos los días fue quererte demasiado y depender de ti... de alguien imposible. Y ya sabéis, lo imposible, duele. Y más si lo quieres más que a otra cosa todos los días de tu vida.

domingo, 13 de mayo de 2012

Erre.

Cuesta entender cómo el cariño que sientes por alguien puede llegar hasta límites tan insospechados. Mírame a mí, aquí me ves, voy buscando el final de un camino que no se acaba nunca por mucho que camine. Buscándote, cómo no. Empecé poco a poco, pensé que eras la única persona que llegaría a hacerme sentir tan alto y a la vez tan seguro de mí, de ti, de nosotros. Era indestructible, a tu lado, claro. Y puede que sólo fuera el tonto de turno y que haya mil personas más queriéndote y todo eso... pero mi cariño era único, cada latido era único. ¿Por qué? La respuesta es sencilla. Hay un millón de motivos más que no diré, que este mismo momento no tienen importancia. Si fueron únicos, fue porque todos los protagonizabas . Y aquí ando perdido, intentando encontrar a alguien que no se perdería ni un segundo por mí. Ahora no sé cómo volver, y ahora espero a que alguien algún día me encuentre y me merezca. Sólo pienso: "Algún día, algún día dejará de latir".



Call me maybe.

Fue un final un poco extraño. ¿No crees? Tanto como el principio. Ya sabes, todo empieza y termina de la misma forma por muchas vueltas que le des, y por mucho que busques la razón de todo no encontrarás absolutamente nada. Pero me lo esperaba. Tú por tu camino y yo por el mío, yo sigo mi vida y tú sigues la tuya. Pero nunca está de más recordar un poco, ¿los buenos momentos se quedan siempre, no? O eso dicen... y tú fuiste un buen recuerdo. De los mejores. Sólo de pensar en que todo comenzó cuando empecé a echarte de menos...

Título de la entrada

Eres todo lo que nunca quise para mí, todo eso que nunca me ha correspondido ni me corresponderá jamás. Ese sueño, o más bien, esa pesadilla continua. Esa sonrisa que tanto me gusta y a la vez me hace desconfiar, esos ojos que observan todo lo que pasa y lo que no pasa, esos labios indirectos, esa forma de ser tan "pluscuamperfecta", cada palabra sin sentido y tanto significado leyendo entre líneas. Que si para mí el límite era el cielo ahora lo son sus pestañas, y hoy y siempre me pierdo por conseguir encontrarla, sí, arriesgando, sintiendo, ahogando y aguantando. Y todo por qué, ¿por un sentimiento? Por una tontería, por un capricho. Sí, o no, quién sabe. Nadie sabe nada, ni siquiera tú, ni siquiera yo, y por mucho que lo piense nunca conseguiré acertar. Contigo siempre fallo, no sé por qué. Pero la verdad, para querer, ¿quién necesita razones? Y más a ti, o a mí. Es que míranos. Siempre buscando motivos y al final los perdemos todos. Tú tan... perfecta. Y yo tan... perfeccionista.



lunes, 30 de abril de 2012

IF YOU CAN'T HANG.

Siempre busqué algo como esto. Depender de alguien como lo hago de ti, encontrar a alguien como tú que protagonizase mis horas, minutos y segundos. Busqué todo lo que tenías tú desde el principio aunque yo no quisiese darme cuenta. ¿Y sabes qué? Siempre busqué a alguien como tú. Alguien con esa perfección, alguien que se diferenciase tanto de mí que hasta que distinguiesen los latidos unos de los otros. Y que tus labios tuvieran distinto tacto que los míos, que al juntarlos solo nos quedase buscar la postura adecuada una y otra vez hasta desgastarnos. Siempre busqué algo como esto para después arrepentirme, pensar que podríamos llegar a ser algo más que dos polos opuestos que ni se atrajesen, para darme cuenta de que hay veces que lo que más queremos no siempre es lo que más nos conviene. Y tú no me convenías, para nada, pero eras lo que quería y conseguirte fue apuntar uno no, dos sueños más a la lista que he podido cumplir. Tener a alguien imposible y, con ello, conocer que hay límites que están hechos para saltárselos. Porque debemos, o porque queremos. Quién sabe...



'Que por ti sea, esté y parezca.'

No cuesta entenderlo, pienso yo. Creo que el cariño es algo fácil de entender si no lo vives en tu propia piel. Es fácil que te digan "yo te quiero" y lo entiendas -o no, quién sabe-; pero para la otra persona no será tan fácil. Puede ser algo inentendible y básico al mismo tiempo. Por eso estoy aquí, para intentar que al menos seas tú a quién quiera y quién me entienda, que este cariño no sea individual y sea cosa de dos. Tuya y mía, de nadie más, que al menos no te espante la idea de que me cuesta un poco entender esto de querer a alguien que no daría por mí ni un mísero segundo.

domingo, 22 de abril de 2012

¡No venimos a por poco, vamos a por todas!

Somos algo increíble, algo superior. Que digan lo que quieran, que si fallamos ya nos corregiremos y que si nos critican ya tendremos tiempo de hacerles caso, después de vivir claro. Podríamos atender a razones, hacerle un poco de caso a la realidad, pero y qué, no ganamos nada con eso, lo que nos queda es disfrutar de lo que nos queda y lo que nos dan, todavía no podemos rendirnos, si vienen a jodernos, les derribaremos y si quieren hundirnos, volaremos más alto que nunca. ¡Nos comeremos el puto mundo y nadie podrá impedirlo!

"¿Dónde has estado toda mi vida?"

Mírame fijamente a los ojos, que se note que eres una persona que fija sus objetivos con facilidad y siempre los consigue, porque se lo propone. Y mírame no con seriedad ni con desprecio, con alegría, con esa decisión y esa mirada tuya que enamora. Con esa. Y mientras me mires sonríe. Sonríe tanto que hasta me deslumbres. ¿Ves? Y así tan rápido ya me tienes ganado. He pensado que a veces resulto demasiado fácil. Pero eres una excepción que supongo que por perder el control por ellas a veces, no pasa nada.

I DON'T CARE IF YOU'RE CONTAGIOUS.

Prefiero que no me hagas creer en segundas partes si no vas a cumplirlo, que no me prometas un mundo aparte de este en el que todo sea posible si no puedes conseguirlo, que no me jures un "siempre" si no sabes de dónde sacar ni el tiempo ni las ganas de ninguna parte; que no me ilusiones ni me hagas pensar en que puedes llegar a ser mi "todo" cuando no eres capaz de demostrar absolutamente nada.

sábado, 14 de abril de 2012

'El corazón no late así de rápido por nada'.

Y sé, sobre todas las cosas que olvidarte no será tarea fácil. Sé que costará sangre, sudor, o lo que haga falta con tal de no tenerte más en cuenta. ¿Que duele? Ya lo sé, ya me dirás tú qué es lo que en el fondo no duele nunca. Todo siempre duele si se trata de querer, olvidar; y te ha llegado la hora. No sé ni dónde, ni cuándo, pero lo conseguiré, y te aseguro que mi vida dejará de girar en torno a ti. Tampoco sé razones, pero me basta saber que no seremos más que dos putos extraños y que no me correspondes, tanto como yo te pude corresponder a ti.

domingo, 8 de abril de 2012

Falta nos hace entendernos.

Partimos del punto inicial, donde todo y todos son perfectos, donde no existe la tristeza ni el estrés, las falsas esperanzas ni los sueños rotos. Empezamos por querer y acabamos por conseguir. Y todo se vuelve tan distinto a todos estos días. Partimos del final y terminamos perdidos, todos se creen perfectos y ni eso, las cosas parecen geniales al principio y terminan por romperte hasta lo más valioso de ti. La tristeza es rutina, las falsas esperanzas vienen ya de serie y los sueños rotos; pues aparecen cuando menos te lo esperas. Empezamos por querernos más que a nadie y terminamos cada uno por nuestro camino. Vivimos en un mundo patas arriba, y quizá no sea buena idea quedarse parados sin luchar por ello. Igual nos toca reaccionar y ponernos bocabajo para verlo todo distinto y así, entendernos. Que falta nos hace.

miércoles, 4 de abril de 2012

Ni más ni menos que dos putos extraños.

Ya vendrán tiempos mejores. Ya vendrán palabras que contrasten los sentidos, ya tocará ser más felices, que la lluvia llegue a ser un tanto más efímera. Ya vendrá eso de ser los reyes del mundo y los que se comen el mundo de un bocado, los que más, los de siempre. Pero hoy toca ser distintos, hoy toca sufrir y luchar, defenderse de todo y atacar con tus propias armas. Defiende lo que quieres y arriésgate, si eres tan valiente. Lucha por lo que quieres, o no conseguirás ser feliz nunca. Y si nos lo dan todo hecho qué sentido tendrá luchar, se pierde toda la emoción de ganarnos esta felicidad nuestra.

jueves, 29 de marzo de 2012

I'll still say that you shine brighter than anyone.

Digamos que ni tú me importases ni yo sería tan insignificante para ti. Me encantaría que sintieses todo esto que me alegra y me desespera al mismo tiempo cada vez que te veo, y yo sin embargo fuese indiferente; me encantaría que por un casual (algo improbable) me llegases a querer tanto como te he llegado a querer yo, y sin ni siquiera darte motivos para hacerlo; me encantaría... yo qué sé. Me encantaría encantarte. Me encantaría tener tiempo para encontrar esa razón que tanto tiempo llevo buscando y sin éxito existente. Y por mucho que busco hechos en este corazón absurdo solo encuentro cariño, cariño y recuerdos con tu cara y esa puta perfección que te diferencia de todos ellos, implantada en cada rincón de esta cabecita loca. Loca por cada sensación y cada parte de ti, que ya sabes, me vuelven loco. Quién quisiera ser loco con motivos de por medio. Y con loco, me refiero a enamorado.

domingo, 25 de marzo de 2012

My heart.

Y sueño, sueño con que algún día me merezcas, con que tengas razones y motivos para ganarme, aunque ya no tengas que hacer el trabajo sucio. Y yo, como un idiota detrás de ti, día tras día, segundo tras segundo tu rostro en mi puta cabeza, y no hay forma de sacarte de ahí. Cuando no estás pienso en tenerte cerca y cuando te tengo, desapareces. Es un círculo que no se acaba nunca. Quererte, recordarte, querer olvidarte, volver a quererte... y así sucesivamente. Lo mejor de esta historia es que nunca consigo hartarme. ¿Sabes? Has dolido mucho tiempo, y lo compensa este corazón, cada vez más hambriento de ti. Algún día conseguiré ganarte, asegurarte tanto como tú me tienes asegurado a mí. Te lo prometo. 



jueves, 22 de marzo de 2012

Playing God.

Siento todo esto, y ni siquiera sabes cuánto. Nunca supiste nada, no intentes hacerme creer que sí. Y es que en realidad esta situación desde el principio era un tanto extraña, algo desconocida; por un momento pensé controlarla, pero no. Éramos algo así como una mezcla perfecta que nunca podría llegar a juntarse, quiero decir, que por mucho que lo intentase esto no podía ser. Aunque yo me empeñase en creer que . Y cuánto te quise, eso nunca llegarías ni a imaginártelo. Puede que aún siga queriéndote, eso no me lo quita nadie, ni siquiera tú; ni siquiera yo. Pero ha llegado el momento en el que me rindo. Me rindo a ti, me rindo a esta situación, me rindo a este puto sentimiento. Yo renuncio. Valgo más que para esto, y lo sé, y lo siento. Lo siento, pero me voy. Y si algún día miras atrás recuerda que la persona que más te quiso, y te llegará a querer jamás, un día estuvo allí y renunció a todo por ti. Pero al final...

Bandera blanca.


lunes, 19 de marzo de 2012

Que todavía recuerdo cuando éramos uno.

Piensa que algún día podemos llegar a ser más que simple materia, que podemos evolucionar, de una forma u otra. Podemos pasar de querer a necesitar, así de fácil, ¿quién dice que no podemos ser algo más que personas con patas y cadenas? Algún día evolucionaremos, llegaremos a ser algo superior, algo fuera de lo normal y de nuestras expectativas. Algo excepcional, algo antinatural. Que nuestros corazones latan al ritmo de nuestro pensamiento, que nuestra felicidad dure todo lo que dure el sentimiento. Que sea siempre, por favor. Que esto dure más que una simple sensación.

viernes, 16 de marzo de 2012

Goodbye.

Siempre a la defensiva, buscando el momento perfecto para atacarte. Cuando bajes la guardia o cuando te veas con pocos ánimos para seguir, quién sabe. Sólo sé que he llegado al punto máximo en el que la realidad se me echa encima con todas mis debilidades por detrás; y yo sin poder defenderme. Esta vez es diferente. Sé que mañana podré decir algo como "qué tontería haberme preocupado por eso", pero hoy trago las consecuencias de valer lo que no valen los que suelen doler por gusto. Ellos, el enemigo, un aliado perfecto, si quieres llegar a la autodestrucción. Y qué si no tengo las suficientes fuerzas para enfrentarlos, y qué si me puede la envidia si consiguen todo lo que yo no puedo. ¿Acaso tengo yo que rendirme por eso? Si piensan eso se equivocan. Porque yo tengo eso que ellos nunca tendrán: el ser único. Y si ellos eligen el ataque, yo tengo la defensa perfecta. 



miércoles, 14 de marzo de 2012

Never let your heart win.

Me he dado cuenta de lo poco que dura lo bueno y lo poco que sabemos aprovecharlo. Hemos sabido hacer cosas que nadie puede, pero aún así no nos damos cuenta de lo mucho que podemos alcanzar con tan sólo mirar, observar y actuar. Lo poco que dura un buen pensamiento, por ejemplo. Te imaginas en lo más alto y cuando te despiertas, terminas en lo más bajo. ¿Y qué pasa si lo hacemos realidad, duraría para siempre? Me he dado cuenta de lo mucho que pueden llegar a durar las cosas buenas si se cuidan, si de verdad podemos estirarlas hasta poder darlas de sí y así, aprovecharlas. Tras estos años de práctica, me dispongo a actuar. Sé que he hecho cosas mal en esta vida y que los errores algún día los pagaré pero hoy decido aprovecharme, adelantarme y hacerles saber que valgo para demostrar lo que quiera, cuando quiera, donde quiera, con quién quiera. Que soy así y lo seré siempre, donde siempre, con los de siempre y los que todavía queden por venir. Quién sabe, quizá algún día llegue a marcar el principio de algo bueno que otros puedan llegar a aprovechar. 

domingo, 11 de marzo de 2012

It falls from the skies.

Reconozco que a veces te echo un poco de menos. Y es verdad, que cada vez que te veo con cualquier persona que no sea yo me come la envidia. Cada rincón de mi cuerpo se desvanece, y lo que queda (si es que deja algo) se va contigo. El 99 por cierto de mí es tuyo, y el resto yo que sé, se quedará echándote de menos, como nunca. Podría darte mil motivos para quedarme contigo y otros millones por los que nunca quisiera tenerte a mi lado; así que me olvido y dejo de pensar, hasta que el puto corazón susurra que te recuerde. Y el silencio toma tu nombre, otro día más.

miércoles, 7 de marzo de 2012

No sé ser si no es contigo.

¿Sabes? Estoy harto de esperar finales felices y sólo obtener desgracias a cambio. No es por exagerar, pero seguramente haya sido más feliz al lado de otra persona que no fueras precisamente tú. Siempre con problemas, que si te olvido que si te recuerdo y ahora te quiero más que a nadie. Pues eso se acabó; he decidido que el corazón ya no va a tener más turnos para mover ficha, a partir de ahora está fuera de juego y seré yo quién tome mis propias decisiones, aunque duela. Hasta que seguramente... llegue una persona lo suficientemente estúpida como para poder compararse a ti, y vuelva a caer, como el iluso que soy. Y sé que volverás para hacer más daño y dolerás lo bastante como para volver a querer olvidarte, y así sucesivamente.

domingo, 4 de marzo de 2012

Mirror on the wall.

Entiende que si te quise no fue por puro vicio, o quizá sí, pero eso nadie lo sabe. Y nadie lo sabrá nunca a no ser que existan posibilidades alternativas al odio, o al cariño, o la indiferencia en este caso. ¿Sabes? Todo lo que hasta ahora hemos vivido solo era el principio y, si me das una oportunidad por muy pequeña que sea, puedo enseñarte el resto. No lo llames final, llámalo una de las muchas segundas partes que nos quedan.



sábado, 3 de marzo de 2012

So long goodbye.

Retrocedo, respiro lentamente, pienso. Soy fuerte, no tengo por qué tener miedo a arriesgarme, lo he hecho millones de veces, ¿por qué tengo que tener miedo de hacerlo ahora? Nada puede conmigo. Me preparo, agacho la cabeza, tomo aire una vez más, siento que expiro, pero resisto. Cojo carrerilla y me pongo a correr hacia mi destino. ¿Y qué ha pasado para hacer todo esto? ¿Debo parar y volver a por ti o seguir adelante? ¿Seré más feliz solo o contigo, viviendo por mi cuenta o encadenado a tu lado? No lo sé, aunque no me importa demasiado. Salto. Inseguro, pero salto. Decido arriesgarme. ¿Y sabes? No me importa si gano, o pierdo, o si tardaré en saber qué será de mí durante los días que me queden; pero no serán ni contigo, ni sin ti. Tu capítulo ha terminado, y aunque seas personaje secundario en lo que me queda de historia nunca más protagonizarás más etapas, ni más epílogos. Ahora eres un recuerdo vacío, a partir de ahora serás pasado. Y yo, mi propio futuro.

martes, 28 de febrero de 2012

No tiene significado, o puede que demasiado.

No soporto la idea de no tenerte y lo reconozco, que no soy lo suficientemente fuerte como para enfrentarme al mundo sin tus 'buenos días' ni tus 'te quiero'. ¿Sabes? Cuando todo terminó me prometí a mí mismo que nunca dejaría que nadie sería mi necesidad, tú lo fuiste y pasó eso, que te marchaste sin avisar y yo como comprenderás no me voy a derrumbar -créeme que sí lo hice-. Y la verdad, después de todo esto he decidido una cosa; que no volveré a prometerme nada nunca, ni a mí ni a nadie, si no es a ti. Te prometo yo qué sé, lo que quieras, lo que necesites, lo que me pidas y mucho más, mientras me quieras el resto no importa, en absoluto. Y mientras sigo lamentándome te recuerdo, es inevitable. Apostaría lo que fuera a que nunca serías capaz de adivinar, que mientras me prometía eso en realidad sabía que volveríamos a encontrarnos. Y míranos, te encontré, me encontraste y aquí estamos, igual de perdidos que al principio; y si es así que sea así por siempre, si tengo que perderme con alguien que sea contigo. Me prometo no volver a soltarte nunca; tu ausencia duele demasiado.



viernes, 24 de febrero de 2012

Pidiendo más y más.

En definitiva odio todo esto. Sí, odio esta situación y esa puta manía tuya de sacarme de quicio con tanta facilidad, que se te da mejor volverme loco que hacerme feliz, y mira que es difícil superarlo. ¿Y sabes qué me molesta también? Esa sonrisa tuya, que hace que escueza todavía más el no tenerte conmigo en este mismo momento. ¿Sabes lo que daría porque hubieses sabido valorarme aunque solo fuese por un momento? Fuiste lo mejor de mi historia y nunca encontraré la manera de recompensártelo si no es queriéndote y qué te piensas, todavía no he terminado del todo. ¿Qué es lo que me falta entonces? Si no lo sabes todavía tienes un problema, y yo otro, que con que tú sepas valorarme lo demás me da totalmente igual, ¿y sabes qué también? Que puede que hoy te recuerde, que mañana te quiera y pasado lo haga todavía más, pero nada dura para siempre. Sé que no será pasajero, pero aprovéchame rápido porque mi cabeza es muy puta y hoy te quiero a muerte y mañana puedo odiarte más que a nadie. Que también puede que lo haga, pero se me da muy mal disimularlo.

miércoles, 22 de febrero de 2012

I came for the medicine.

Basta ya de mentirse, ¿no crees? Y lo digo por nosotros dos, que somos unos putos inmaduros, que ni quieres asumir que te doy completamente igual ni yo quiero darme cuenta de que esto es completamente imposible. Y todo por ti, tú y tu puta cabeza, que nunca para de darle vueltas a cada situación y cada movimiento. Si me acerco es que te quiero, si me alejo es que te odio y si te digo que te quiero ya exagero; ¿pues sabes qué? que con un te quiero yo me quedo cortodemasiado corto, porque nunca llegarías a entender las ganas que puedo llegar a tener de levantarme todas las mañanas y tenerte a ti a mi lado, no tener miedo de perderte y asegurarme tu sonrisa un día más, con eso me bastaba. No sabes las veces que te he imaginado a mi lado y ni son muchas ni demasiadas, en toda historia siempre hay un punto medio menos en la nuestra, que siempre la llevamos al extremo, yo por arrastrarte y tú por olvidarme.

lunes, 20 de febrero de 2012

Come and save me.



Quererte no es solo un juego, y todas estas heridas y cicatrices lo demuestran. Pero todo algún día termina, y sabes como ninguna otra persona de este mundo que yo nunca me canso rápido de las cosas, pero tú eres la puta excepción. Si quieres que te quiera ahora es que te has dado cuenta demasiado tarde, y no quieras obligarme porque no es así. Que todo terminó cuando te quisiste dar cuenta, de que quizá yo fui lo que desde un principio pudo hacerte feliz, pero preferiste ir por el camino fácil, rendirte antes que luchar y como comprenderás yo no soy segundo plato de nadie y terceras personas que observen tu vida en un segundo plano de la suya, quizá en primera persona. Pero llega ese instante en el que te das cuenta, de que mi vida, yo quizá haya nacido para quererte, pero tú quieres lo fácil y yo siempre he sido más de retos.

domingo, 19 de febrero de 2012

Letra 't' y letra 'u'.

Me gusta cuando hablas, cuando callas, cuando sonríes, bocarriba, bocabajo o del revés. Me gusta cuando ríes, cuando haces cualquier tontería y de repente sonrío. Me encanta cuando suspiras, cuando respiras, cuando me miras y cuando te miro, ya se me hace inevitable esto de echarte de menos aún teniéndote a dos centímetros de mí. Me gusta cuando te acercas y no tanto cuando te alejas, adoro cuando te aburres, cuando te cansas, cuando te enfrentas al mundo un día más, teniéndome en cuenta. En todos los sentidos puedo decir que puedes ser eso que llevo buscando tanto tiempo, parece que el mundo se ha vuelto loco diciendo que la perfección no existe. Creo que tenemos términos distintos de 'perfección', el mío tiene tu nombre y tus apellidos.



jueves, 16 de febrero de 2012

Mira de lo que soy capaz.





Esta no será ni la primera ni la última vez que te pueda perder por una tontería, que mi felicidad y toda esta situación nos haga tender de un hilo; ¿y todo depende de ti? Descuida que cambiarás de opinión en cuanto te demuestre todo esto, que puedo hacer que esto dure lo suficiente como para marcarte uno, dos, tres millones de años si es necesario, con tal de que me quieras, aunque solo sea un poco.

lunes, 13 de febrero de 2012

Fences.

Nunca me gustó decirte que no, lo que convertía mi vida en tus caprichos, y tus caprichos en un 'sí' constante. Era un sube y baja contínuo y entre palabras y que si ahora me toca a mí encima y a ti debajo y ahora respiro y ahora te quiero y ahora me olvido; me volví loco, tanto pensar y razonar. Hasta que al fin llegó la esperada conclusión; después de tantas vueltas, ¿por qué seguíamos con este plan? Te quería, no había más, eras tú y no busques terceras personas que mi historia estaba escrita en primera persona y la protagonizabas tú.



sábado, 11 de febrero de 2012

By your side.


De verdad, ojalá algún día te encuentres a la puta realidad por algún lado y te haga ver todo esto que no serás capaz de ver nunca si no es con ayuda de otros. Que hace falta que te griten al oído que te quiero para que tú escuches, que las medidas más extremas son las únicas a las que tú no ignorarías, y yo no sé querer más allá de tus límites, a mí los imposibles me superan. Pero si te quise a ti qué más darán la distancia y las barreras y todo eso, que lo único que me jode es tu indiferencia y tu forma de pensar que todo lo que tiene que ver con el cariño es una mierda en comparación al resto, y es que te pierde ser diferente y a mí me jode cada día más verte alejándote de mí. Tan cerca, y a la vez tan lejos.

viernes, 10 de febrero de 2012

I wish you were here.

Ojalá estuvieras aquí, cerca de mí, susurrándome al oído que nunca te irás y que tu compañía la tendré asegurada por mucho, mucho tiempo. No pido siempres, ni mucho menos. Sólo pido verte una vez más aunque sea la última, o mejor, la primera de muchas otras. Te echo tanto de menos, que me dan ganas de romper todas estas putas barreras y traerte de vuelta conmigo, a mi lado éramos mejores personas, sin duda alguna mi felicidad estaba asegurada mientras despertase con tu puta sonrisa iluminándome más que la puta luz del sol y eso no lo puede negar nadie, absolutamente nadie. Mi felicidad eres tú. Y eso nadie puede sustituurlo ni romperlo, ni siquiera la distancia, que aunque nos joda tú y yo seguimos cerca, porque nos une lo más importante. Y eso nada nos lo quita. Nada.



miércoles, 8 de febrero de 2012

Me basta y me sobra.

A partir de ahora esto será lo normal. Perfecto, pero normal, ya sabes que con eso de estar a tu lado toda sensación se magnifica y cada sonrisa se vuelve más fuerte, sobre todo yo, que con cada palabra de tus labios consigo ser más fuerte, y día a día consigo que nada me afecte excepto tu felicidad, ¿y sabes? Que le den a la distancia, que le den a todo eso que se interponga entre nosotros dos, porque para nosotros no existe ni el aire, mis pulmones respiran de tu aliento y bebo de tus recuerdos, me alimento de los pequeños detalles y vivo de tu sonrisa, quién quiere el paraíso teniéndote a ti, si es que nada se te compara.

lunes, 6 de febrero de 2012

Unbroken.

Es que nadie, nadie podría compararse a ti, ¿sabes? y ese es el único problema, el ser único, el ser singular, que no puedo barajear posibilidades, sólo rula tu sonrisa por las calles y yo ni me mantengo en pie. Que me resbalo con la lluvia y tu me sujetas y me abrazas y yo... pues no puedo, como puedes comprender, no soy tan fuerte como para soportar este tipo de situaciones. Espero que entiendas que eres una de mis mayores debilidades, ante ti no puedo hacer nada, y menos si me vienes con sonrisas y besos y todo eso que, sinceramente, puedes hacerlo las veces que quieras, ¡¡siempre serás bienvenida!!

domingo, 5 de febrero de 2012

Promise me.

He aprendido que las cosas no son como parecen al principio, que llegan como el inicio de algo inexistente hasta que empieza a darte motivos para que quieras que se quede; aunque eso no quita que puede que se acabe en cualquier momento. Un día todo cambia y te das cuenta de que lo que alguna vez tomaste como imprescindible hoy cruza por enfrente tuyo y te saluda, como si nada. Pasa por tu lado y no te mira de la misma forma, es más, te enfrenta, te reta a recordar una y otra vez todos esos momentos que quisiste que pasaran sólo a su lado; pero tú sólo pasas y te enfrentas hasta que termina esa pelea de a ver quién quiere más o quién quiere menos. Que al final olvidamos los motivos y cada situación, cada abrazo, cada caricia, cada palabra y cada beso, hasta que termina significando nada y desaparece todo... menos tú. Y duele.



sábado, 4 de febrero de 2012

La luna me sabe a poco.

Demasiado bueno para ser verdad, una realidad tan ficticia que resulta difícil de creer, pero no nos queda otra. La perfección toma su papel y cruza a escasos metros de mí y, mientras sonríe, mi alma queda por los suelos, pisoteada una y otra vez. De repente una sensación revoltosa sale de mi interior y se va con ella. Esa sensación, ese sentimiento, era mi felicidad. Esa perfección, esa sonrisa sobrenatural, eras tú. Esa realidad, esa ficción; todos los días que me quedan por vivir, a tu lado aunque tú no quieras. Cuídala, mi felicidad ahora es sólo tuya. Y puede que con el tiempo, me de cuenta de que era todo mucho mejor que lo que parecía al principio. Pero no hablemos de principios, ni de finales. Hablemos de nosotros, hablemos de un para siempre.

jueves, 2 de febrero de 2012

'"El miedo a querer empieza y termina contigo."

Me atreveré a decir que te quiero más que a cualquier otra persona de este mundo, que te necesito más que cualquier otra persona de este puto mundo que haya podido necesitarte. Que no me importan otras palabras que no salgan de tus labios, que a mis pulmones no les alimenta ningún otro aliento que no sea el tuyo. Que eres la única persona que ha conseguido llenar todo ese vacío que quedó ahí ya hace mucho, mucho tiempo...


Gracias por simplemente, existir.



Olvídate de despedidas.


Y quiero que sepas, sobre todas las cosas, sobre todos esos detalles que algún día pudieron molestarte, sobre todas mis palabras... que seguramente fui la persona que más te quiso de este mundo, y la persona que más llegará a quererte en toda tu vida. No es que fueses de lo mejorcito digamos, pero para mí eras mucho mejor que eso, "lo mejor". Eras lo perfecto, no eras el paraíso pero se aproximaba, y cada segundo que pasaba a tu lado era inolvidable, como cada gesto, como cada sonrisa. Mi corazón latía al compás de tus pasos y ese compás marcaba mi vida, todos los días que me levantaba con ganas de verte feliz, de hacerte feliz de alguna manera. Y aunque nunca fuese capaz de hacerlo de la forma que siempre quise, lo hacía, no sé cómo pero lo hacía; o eso esperaba. Ahora ya nada importa, todo ha cambiado, tanto para ti como para mí. Tomamos caminos distintos, el tiempo ha hecho su papel y la distancia terminó la historia. Pero que la historia terminase no quiere decir que deje de existir. Para mí existirás... como decirlo... todos los días que me quedan en pie. Todos los días que sea capaz de respirar. El día que te olvide, será en mi último segundo, mi último suspiro. Un adiós no es tan fácil, pero tampoco quiero que intervenga. Mejor que quede así.

miércoles, 1 de febrero de 2012

Hola, te quiero.

Piérdete, pero que sea conmigo. Quiero sentirte cerca las veinticuatro horas del día y sentir tu respiración cerca de mí a casa segundo. Por si no lo habías intuido, tengo sed de ti, y hoy va a ser el día que la sequía se va a terminar. Acércate, deja que todo fluya. Que cada segundo se pierda en el tiempo y la temperatura se desenvuelva poco a poco en el ambiente. Sólo quiero que sea especial, que pueda decirte al oído que nada va a salir mal, que puedo protegerte, que no vas a perder nada. Pero esta felicidad es nuestra y de nadie más.

lunes, 30 de enero de 2012

Breakeven.

Y si me dieses no sé... una oportunidad por muy pequeña que sea de decirte todo lo que quedó por decir, te lo agradecería todos los días que me quedan aquí contigo y sin ti. Ojalá pudiese volver atrás en el tiempo, rectificarme, rectificarnos. Nunca me gustó mirar atrás, pero por ti lo haría, me ganaría esa oportunidad como fuese necesario, casi tan necesario como lo eres tú.



domingo, 29 de enero de 2012

Para ti, de nosotros.


No nos dimos cuenta, pero las pequeñas cosas fueron las que nos juntaron desde un principio, y no ese supuesto destino; más que inexistente. Al fin y al cabo, "de ilusiones vive la gente" decías, y después de todo aunque no fuese lo correcto tuvo que ver contigo y eso me bastó para creer en ello. Puede que esas "pequeñas cosas" no fuesen las únicas que tuvieron que ver con nosotros, igual hubo algo más, ¿no crees? Una palabra, un sentimiento, quizá la necesidad de calor humano en este puto frío incesable de invierno, o quién sabe, igual no estábamos hechos para estar juntos. Pero que les den a sus ideas, ¿sabes? yo estaba hecho para quererte y nadie podía negarlo, porque fue mi idea y la defendí, hasta el final, porque para mí merecía la pena y punto. Qué más da lo que nos uniese, si fuiste una simple ilusión o si fue una mala idea eso de sentir algo más que una simple afición a querer volver a vernos el uno al otro. Yo te quería y con eso me bastaba para creer en ello.

sábado, 28 de enero de 2012

BAD goodbye.

Si alguna vez pensaste en mí como alguien que perdona tan fácilmente te equivocabas, ni todo pasa tan rápido ni personas como tú pasan por mi cabeza así como si nada. Aunque ya ni me sorprendo, y solo de pensar que no he visto nada todavía se me ponen los pelos de punta. Pero con el paso del tiempo te va dando un poco igual, ni yo regalaba oportunidades ni tú las quisiste aceptar en su momento, pero no esperes más de mí que una simple despedida más; yo ya no regalo nada, ni siquiera oportunidades, ni siquiera a ti.

jueves, 26 de enero de 2012

Tú, yo, aquí, ahora, siempre.

Si vas a olvidarme haz que sea rápido. No lo hagas poco a poco o tarde o temprano sentirás mi caída. Costará más levantarse y volver a verte de la misma forma, y en el caso de que nunca lo haga, haz que sea así. Quiero volver a caer las veces que sea falta si con eso seré capaz de que me tengas en cuenta. Te quiero en mi vida un millón de veces y las mil siguientes. Te quiero conmigo en este mundo y en todos los que sean capaz de existir en tu puta cabeza. En todos mis esquemas y en todos mis sentidos, cada ápice de mi cuerpo grita: "te necesito, vuelve, te quiero, conmigo, con nadie más. Ven conmigo, te haré feliz..."

miércoles, 25 de enero de 2012

Algún día.


Si algún día vuelves con intención de pedir perdón no olvides pasar antes por aquellos días que ambos dejamos atrás y compensarlos, con una de esas sonrisas que deslumbran firmamentos enteros y desbaratan mundos tan pequeños como el mío, en el que me encantaría vivir con ella y contigo una eternidad, quizá más, y si algún día, de verdad, decides volver y rectificarte, que sea conmigo; o hazlo con quién te haga feliz, no dudes que podría ser yo. Algún día...

martes, 24 de enero de 2012

This is how I feel.

Vuelve algún día y te juro que te haré feliz, y no soy de esos que prometen en vano, que un día se van felices y al día siguiente te vienen con tonterías de por medio. Que yo soy de esos que pueden decirte algo y en vez de olvidarlo lo magnifican (si es que soy capaz, al menos puedo intentarlo) y por intentar puedo intentar muchas cosas, pero por prometer a ti por ejemplo te prometo un siempre, un para siempre de estos que duran más de dos días. Que a partir de ese día que no corra ni el aire y que todas esas lágrimas se transformen en horas, y las horas en segundos, cada segundo en un instante y cada instante que sea inolvidable; cómo no va a serlo si es a tu lado, ¿no?

lunes, 23 de enero de 2012

Perfect (without you)

Ni te imaginas cuánto llegué a quererte ni cuantísimas ganas tuve que retener de querer volver a hacerlo. No te lo llegarías a imaginar nunca... eres incapaz, incapaz de vivirlo aunque sea por tan solo un segundo. Ni te imaginas cuántas veces fui capaz de creerme que serías tú y sólo tú quien lo entendiese todo, quién me dijese que todo iría bien y más contigo (qué más quisiera). Lamentablemente tuve que añadir dos errores más a la lista; el conocerte y luego el querer recordarte, era tan difícil que necesitaba algo o alguien sobre lo que apoyarme. Esta vez olvídate de que seas tú, y aunque para ti sea un castigo o una liberación -claramente lo segundo- ten en cuenta que fui la persona que más te podría aceptar de todo este puto mundo y lo seré siempre, tenlo en cuenta siempre, porque no volveré a pasar nunca más. Ni siquiera lo esperes. No me esperes, yo ya no espero a nadie.

domingo, 22 de enero de 2012

"Quiero ser, quiero estar, y todo contigo."

Siempre fuiste la excepción, siempre fuiste el primer y último pensamiento del día y a lo largo de este por mucho que intentase olvidarme era imposible. Siempre fuiste tú la persona con la que busqué un siempre y siempre me chocaba con la puta realidad, que la verdad me importa muy poco, tú ficción resulta demasiado adictiva y quiero compartirla contigo. Por si no lo sabías quiero que me regales un siempre compartido, pero que dure para siempre, si tú quieres...



You da' one.

Cada día pienso en qué pasaría si todo fuese distinto, no sé, si tuviese una oportunidad de hacerte volver o de simplemente hacer que todo vuelva a ser como antes; sin problemas, sin que intervenga la distancia. Entre nosotros tuvo que existir algo más, lo sé o simplemente lo tomo como algo que me hace entender mi intuición. Me encantaría escucharte, tu voz es la única que podría destruír todo esto que me mata por dentro; me quema y a la vez me entran más ganas de tirarlo todo por la borda y abandonar. Pensé que este juego de a ver quién quiere menos duraría mucho menos y lo reconozco, que echarte de menos solo hace darte puntos a favor a ti, y mientras yo solo puedo defenderme mediante mi mitad, la otra decidió irse contigo. Siento que ambos perdimos en aquél momento, el adiós siempre duele y nosotros quisimos que doliese mucho. Descuida que lo conseguimos. Y mientras tú no parabas de basarte en el adiós yo solo susurraba que parases, que podríamos hacerlo de forma distinta. Ahora el echarte de menos es irresistible.

sábado, 21 de enero de 2012

Todo llega, todo pasa.

Ojalá algún día aprenda de todo esto; la fe en las personas se pierde con el paso de los días, de cada putada, una puñalada tras otra nos hace darnos cuenta del daño que puede causar confiar en quién no debemos. ¿Dónde se quedó el disfrutar? Comernos el mundo de un bocado, olvidarnos del pasado y del futuro y vivir el presente, que la palabra problemas pierda su significado y las preocupaciones se esfumen con el calor del tan esperado verano. Quién quisiera unas vacaciones alejado de la rutina y estancado en los lugares donde siempre hemos querido estar; eternamente.

jueves, 19 de enero de 2012

Locura transitoria.

Que siempre que no quiero buscarte te encuentro, y si te busco a veces te encondes y otras simplemente escapas; dices que te persigo, y en realidad eres tú quién quiere buscarme.


miércoles, 18 de enero de 2012

Hoy serás mi todo y mi nada.

Mi principio y mi final, el nudo y el desenlace, las cuatro puntas del mapa y todos los lugares dónde siempre quisimos estar, todos los rincones del mundo y las cuatro paredes de mi habitación. Hoy serás el mundo entero enterrado bajo mis sábanas, y te prometo un siempre a ti y a todos los sitios donde tú quieras ir cada vez que estés a mi lado; pero sólo si tú quieres...

martes, 17 de enero de 2012

LOST (in you)

Te recuerdo que ahora mismo podría coger y marcharme, dejarte atrás y seguir perfectamente mi camino hacia la cima, puedo olvidarte fácilmente y conseguir nuevos propósitos, nuevos objetivos. Puedo perder mi pasado sin olvidarlo del todo y dejándote a ti como algo completamente prescindible, no derramar ni una sola lágrima con tu "recuerdo", tirar cada sentimiento por la borda y limitarme a seguir vivo nada más. Lástima... que te quiera tanto que el recuerdo se haga imprescindible. Lástima, que en realidad no te quiera olvidar, que no te marches nunca, que te quedes al ladito mío, que conviertas esto en un siempre. Hazme cambiar de opinión y te juro que yo te lo doy todo, pero hazlo.

lunes, 16 de enero de 2012

Let me be.

Ahora que lo pienso... mira, te lo juro que no me arrepiento, en absoluto. Que esa felicidad era jodidamente única y lo será siempre, no creo que nadie logre sustituir todo aquello, lo veo terriblemente difícil. Me encantaría reemplazarlo todo, ¿o no? no lo sé ni yo, de verdad, que me encantaría volver a verte y tener que aguantar las ganas de saltar sobre ti y hacerte ver lo que nunca has visto, y tener que repetirte una y otra vez que te quiero a horrores para que nunca se te olvide. Y si alguna vez se te olvida todo lo que fuiste, y si alguna vez necesitas recordar algo, solo quiero que sepas aprovechar el recuerdo de que fuiste alguien sumamente importante en la vida de otra persona, que sé que no te gustará mucho recordarlo, pero me encantaría que todo hubiese sido diferente y que ahora mismo sonrieses al leer esto... y me equivoco, lo sé. Pero te quise, y eso nada ni nadie puede cambiarlo. Ni siquiera yo.

domingo, 15 de enero de 2012

Never forget me.

Eso de prometer ya no suena tan importante como antes. Quiénes lo hacen mienten y quiénes no lo hacen añoran a los que lo hacían de verdad. Yo soy de esos que no prometen nada pero se comprometen a todo, es decir, que soy el primero en pensar en un siempre y que luego no olvidan esa posibilidad fácilmente. Suele llamarse así: ser un iluso, ser ingenuo, creer que las cosas saldrán perfectamente cuando en realidad es una de las veces que menos te conviene hacerlo; aunque también tiene que ver el quién. Tú no eres la persona más adecuada para el papel de "víctima", tú no eres ni la mejor persona del mundo ni una en un millón. Pero eres lo que quiero y no me olvidaré fácilmente. No lo prometo, pero sí puedo comprometerme a regalarte un siempre, como nunca.

Pudimos ser perfectos.

¿Sabéis una cosa? Odio que todo esté siempre bien. Que luego viene el que duela y todo eso... pero estoy seguro de que no podría vivir sin cometer ni un sólo error. ¿Quién necesita vivir correctamente teniendo el placer de equivocarse? Sería genial eso que dicen de vivir en lo correcto eternamente, "dile adiós a las preocupaciones", "olvídate de soñar y empieza a vivir una realidad de ensueño", ¿pero de verdad alguien se lo cree? yo sigo en mi ignorancia, igual me equivoco una vez más diciendo esto, y lo otro... pero de verdad, no me van universos alternativos. La realidad nos demuestra día a día como debe ser todo. Injusto e incluso irreal, a veces sorprendente y las pocas veces que quedan restantes nos hace sentirnos la persona más especial de este puto mundo. Y no todo pasa por gusto no, todo pasa por algo, por alguien especialmente. Equivocarnos puede ser una forma de hacernos ver todo eso que nos negamos a sentir, y es ese sentimiento precisamente lo que puede sacarnos de un pozo sin fondo, la vida es bella y aunque a veces la hagas jodida yo seguiré. Esa es la verdadera forma de verlo todo: si no nos equivocásemos, no avanzaríamos nunca. Seríamos perfectos eternamente.

sábado, 14 de enero de 2012

Si pedimos que cambie pedimos demasiado.

Que no vuelva a ser real, que no vuelva a ser cómo antes. Perder una parte de nosotros por el camino y luego no poder volver a por ella, por el simple hecho de no poder o no atreverse, quizá por no ser lo suficientemente fuertes como para volver a afrontar todo lo que un día vino y nunca nos esperaríamos. Ahora que esperamos somos un poco más valientes, pero nunca lo suficiente como para volver a vivirlo de nuevo todo desde el principio. Nunca lo seremos; lo que fue demasiado, lo seguirá siendo.

viernes, 13 de enero de 2012

Let it go.

Y a grandes pasos sólo tentaremos a caer en vez de ir más rápido, y a pequeños pasos o nos dejan atrás porque van más rápido o porque no vamos lo suficientemente ligeros de tristezas. Que a veces para avanzar debemos dejar atrás todas las cosas que nos atan a todo eso que dejamos detrás, para dejar sitio para las cosas que están por venir, que nos vendrán mejor.

jueves, 12 de enero de 2012

You make me go asdfghjklñ.

Ya llegará el día en el que toque ser feliz a tu lado, lo sé. No sé si es un presentimiento o qué, pero estoy casi seguro de que algún día, y lo repito y lo volveré a repetir siempre: algún día llegarás a ser para mí. Algún día podré ser yo el primero que te haga sonreír tan sólo unos segundos después de levantarte por las mañanas. Algún día.


Algún día...

Por ti volvería a equivocarme.

Nunca aprenderé. Que cada decisión es sólo tuya, que cada sueño es sólo mío. Que un deseo no es más que eso, que nunca se hará realidad por mucho que yo quiera, por mucho que lo desee.
Porque el futuro toma sus propias decisiones, no como yo, que prefiero seguir las tuyas.

miércoles, 11 de enero de 2012

Never say goodbye.

Desperté por la mañana en un intento de recordar quién era y qué hacía aquí. Me giré y descubrí que ya no estaba a mi lado, ¿dónde habrá ido? dudo que haya ido muy lejos, su parte del colchón seguía embadurnado con su rutinario olor a canela mezclada con el suave aroma de su pelo. Me recordó a la perfección de la que gozaban cada rincón de su cuerpo, su cabello largo y rubio y esa sonrisa de mil demonios que le alegría el día a cualquiera, -dudo que tanto como a mí-. Me levanté y vi su silueta asomando por la puerta, deformada por el camisón que solía vestir cada noche. Me dirigí hacia ella silenciosamente y la agarré por la cintura. Noté como suspiraba, sonreía y seguía haciendo el desayuno. Se giró, se apoyó sobre la encimera y después de un largo beso acerca su boca a mi oído y me susurra: "buenos días dormilón". Sonreí, gracias a ella sonrío como cada día, ¿qué importaban los problemas a su lado?



Ven y quédate.

Yo sé lo que quiero. Eso que dicen de que siempre hay una primera vez... pues yo contigo, quiero muchas primeras veces que nunca terminen, no quiero un final. Quiero un 'para siempre'.


Te quiero a ti.

If ain't got you.

Cada día es más fuerte. No sé cómo lo hace pero ahora cada vez que me mira me derrito a más velocidad, ya no resisto tanto cuando me mira, sonrío a la mínima... y cuando sonríe ya es demasiado. Sus ojos me miran y yo no puedo resistirme, sus labios susurran quédate (o eso quiero pensar). Ahora todo es mucho fácil, cuestión de dejarse llevar. Yo no me quiero dejar llevar, yo quiero luchar contra esto aunque en el fondo no quiera y sólo quiera tenerte y tenerte cada día de mi vida...

I'm everything you need me to be.

Que no, que me niego a pensar que algún día te irás. Te quiero en mi vida siempre, empezar mis días con tú sonrisa iluminándome más que la puta luz del sol, ver el mundo desde la misma perspectiva; siendo feliz, pero a tu lado. Hagamos una cosa: que le jodan al mundo, a partir de ahora solo seremos tú y yo, ¿qué te parece? que pase todo el tiempo que quiera que yo no me separaré de ti ni un milímetro, nunca te soltaré, no quiero sentir lo que es vivir sin tu calor, no quiero otra persona para mí que no seas tú. Me niego a pensar que luego nunca volverás, me niego a olvidarte... me niego a decirte adiós.